domingo 08 de noviembre de 2009 - 8:47 AM

Atento: Norte Campeón

Norte derrotó 94-91 a Búcaros en el séptimo partido de la final del baloncesto profesional de Colombia y retuvo el título obtenido el año pasado.

David Reyes


Norte sacó una luz importante en el tercer período y jugó con el reloj en el último cuarto.

Los últimos dos minutos mostraron a un Búcaros que nunca bajó los brazos pero al que le falló la puntería en los momentos cruciales, tal y como ocurrió en el juego del viernes.

Los nervios afectaron el pulso de los jugadores locales que fallaron repetidamente desde el perímetro, un mal permanente en los juegos de la final. La enfermedad llevó al colapso al equipo local que no encontró el antídoto en los minutos finales, cuando tuvo posesión del balón y la posibilidad de, al menos, obligar al extratiempo.

Norte contó con una noche iluminada del venezolano Juan Herrera. El jugador de los Cocodrilos de Caracas aportó 27 puntos y fue mortal con los tiros libres y su trabajo bajo el aro ofensivo.

Kiko Sanabria le dio a Norte 22 puntos más y Édgar Moreno anotó otros 16.

Por su parte, Cory Bradford anotó 25 puntos y fue el máximo encestador de Búcaros.
Norte celebra
La gran pregunta es cómo el mejor equipo de la ronda regular, que barrió en la segunda fase con Cangrejeros (3-0), que hizo lo mismo en semifinal con Piratas (3-0) y que se impuso con solvencia en los dos primeros partidos de la final, acaba perdiendo el título con Norte.

Y no es que se demerite el trabajo de los nortesantandereanos, pero los motilones , que entraron como el cuarto mejor de la ronda regular, tuvieron un desgaste fuerte tanto en segunda ronda como en semifinal.

Primero tuvo que jugar hasta el quinto partido contra Piratas en segunda ronda (pasaba el que ganaba 3), lo mismo vivió en semifinal contra Arrieros y llegó con todo ese desgaste a enfrentar al equipo más ofensivo de toda la Liga.

La clave parece ser la lesión de Lavor Postell, el norteamericano estuvo en el partido que ganó Búcaros en Cúcuta pero fue ausencia en estos dos juegos finales en Bucaramanga en los que tuvo que ser sustituido por Cedric McGowan.

Esa ausencia parece que desequilibró al equipo que sintió mucho las transiciones de ataque a defensa.

Aunque Postell no era el mejor encestador del equipo, era fuerte en defensa y era el respaldo para cuando los más ofensivos del conjunto se quedaban luego de una jugada de ataque.

Y justamente ese respaldo faltó, tanto el viernes como esta noche de sábado.

Nada qué hacer, la historia se acabó. Norte es el campeón y, por segunda vez, dejó a Búcaros viendo un chispero.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad