sábado 07 de noviembre de 2009 - 10:55 AM

‘Flechazo’ motilón en el ‘Vicente Díaz Romero’

La fiesta y la celebración que tenía preparado el público bumangués quedó aplazado hasta hoy, cuando se dispute el séptimo y último juego de la serie final de la Copa Invitacional de Baloncesto entre bumangueses y cucuteños.

El papel picado, las bengalas, el sonido ensordecedor de las cornetas y todo el ambiente festivo que retumbó en cada rincón del coliseo ‘Vicente Díaz Romero’ antes del sexto juego de la finalísima entre Búcaros y Cúcuta Norte, hacían presagiar que el tricampeonato del quinteto amarillo llegaría sin mayores problemas.

Pero al filo de la media noche esos rostros radiantes de felicidad y llenos de algarabía del comienzo se convirtieron en caras de tristeza y rabia por la inesperada derrota del equipo de sus amores ante el archirrival de siempre.

Y a decir verdad el juego mostrado anoche por el conjunto local no fue el mejor, ya que nunca se pudo encontrar en el maderamen y lo peor de todo es que siempre estuvo por debajo en el marcador en los cuatro cuartos.

Cúcuta Norte llegó a Bucaramanga con la intención de ‘sacarse la espinita’, después de la derrota sufrida en el ‘Toto’ Hernández el miércoles pasado y a fe que lo consiguió.

Los dirigidos por Ramón Meléndez borraron por varios pasajes de partido a los jugadores claves de Búcaros, con una asfixiante marcación zonal y hombre a hombre por momentos, lo que obligó a los dueños de casa a cometer errores constantemente tanto en ataque como en defensa.

La noche sin duda estuvo de lado de los visitantes y esta vez el aro local fue presa fácil para que los ‘tripleros’ de Norte; Francisco Sanabria, James Maye y Juan Herrera se dieran un banquete a la hora de lanzar fuera del perímetro.

Búcaros fue un equipo permisivo en su propia área lo que facilitó el trabajo ofensivo de los ‘rojinegros’. Ni Marriaga, ni Teherán y mucho menos Luis Julio tuvieron una buena noche en la recuperación de balones.

Pese al empuje constante del público desde las tribunas, Búcaros no estaba para ganar anoche y vio como el quinteto visitante se quedaba con el triunfo en sus propias narices   por 11199, para igualar la serie y darle tinte de dramatismo al séptimo y último partido que se jugará hoy.

¿Por qué ganó Cúcuta Norte?

Porque fue un equipo ordenado tácticamente, nunca descuidó las marcas sobre los hombres importantes de Búcaros y además fue efectivo en los lanzamientos triples y en el cobro de faltas.

¿Por qué perdió Búcaros?

No tuvo una buena noche, en los rebotes tanto en defensa como en ataque no fue claro y porque además dejó espacios para que los lanzadores de tres puntos de Norte se dieran un festín.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad