sábado 09 de mayo de 2009 - 6:57 PM

Ciclista Boonen, positivo por cocaína de nuevo

El belga Tom Boonen, una de las estrellas del pelotón ciclista, dio positivo por cocaína a finales de abril, menos de doce meses después de su primer positivo por la misma sustancia, lo que pone en peligro su carrera deportiva y le expone a acciones judiciales.


Controlado el 24 o 25 de abril por la Comunidad flamenca de Bélgica, el campeón del mundo de 2005 fue acusado de consumo de cocaína, dos semanas después de su triunfo en la París-Roubaix.

Dado que el control se hizo fuera de "periodo de competición" (12 después de su última salida, en el GP del Escaut), Boonen no puede ser sancionado deportivamente, ya que la cocaína no está prohibida fuera de competición.

Sin embargo, según su abogado, la justicia belga se podría mostrar menos clemente que la última vez que el ciclista se enfrentó a un tribunal.

Tras dar un primer positivo en cocaína (y también de éxtasis) en mayo de 2008, Boonen se benefició "de la suspensión del pronunciamiento" del tribunal a condición de no recaer en tres años. Los jueces belgas no le sancionaron al considerarle "suficientemente castigado por la mediatización del caso".

El abogado del corredor, Luc Deleu, consideró que esta vez la resolución podría ser mucho peor para Boonen.

La fiscalía de Turnhout procedió el viernes a una investigación en casa de Boonen, que fue interrogado. Los resultados de la investigación no fueron comunicados. En Bélgica, la posesión de cocaína es castigada con entre 3 meses y 5 años y una multa de 1.000 a 100.000 euros.

"Humanamente el problema es también enorme. Su imagen está manchada. Puede volver a quedar fuera del Tour. Ayer (viernes) hablé con él: Tom Boonen está muy triste, devastado", continuó el abogado.

Aunque no sea suspendido por la Unión Ciclista Internacional (UCI) o las instancias belgas, Boonen sufrirá consecuencias deportivas.

El año pasado los organizadores de la ronda francesa no le dejaron participar para que no dañara la imagen del Tour y "podría pasar otra vez este año", lamentó Deleu.

Boonen podría ser sancionado también por su equipo aunque el mánager general de Quick Step, Patrick Lefevere, que declaró estar "profundamente decepcionado", no quiso reaccionar este sábado "con el enfado del primer momento" y esperará a hablar "de ello con los patrocinadores del equipo".

Hace un año, Quick Step mantuvo su confianza en Boonen diciendo que se trataba de un "asunto extradeportivo". El corredor había prolongado su contrato por tres temporadas más y Lefevere esperó que "el asunto le sirviera de lección".

El director general de la Federación Belga de Ciclismo (LVB), Tom Van Damme, habló este sábado de "bofetada" para Quick Step, estimando que "en cualquiera de los otros equipos, ya estaría fuera".

Boonen, de 28 años, maillot verde del Tour de Francia 2007 y campeón del mundo en 2005, debería volver a la competición en la Vuelta a Cataluña (18-24 de mayo).

Pero, como el año pasado, podría saltarse las carreras preparatorias del Tour antes de volver a estar ausente otro año más en las carreteras francesas.

 
 
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad