jueves 06 de octubre de 2022 - 9:00 AM

El metaverso transportó a Rigo de Italia a la UPB

Gracias a esta realidad virtual, en la que estuvieron Urán y Oquendo, losdeportistas de élite y aficionados pudieron compartir juntos una competencia.

Desde Brescia, en la casa donde viven las personas que lo adoptaron cuando arribó a Europa en 2005, Rigoberto Urán compitió este miércoles contra el medallista olímpico de bicicrós Carlos Mario Oquendo y unos 25 corredores aficionados más.

¿Será que Oquendo y compañía viajaron a Italia para compartir con Rigo? ¿Es tan grande la vivienda para albergar a tanta gente para que puedan rodar simultáneamente? ¿Oquendo se dedicará, a sus 34 años de edad, al ciclismo de ruta?

Todas las respuestas son negativas, pero en sí, y en tiempo real, interactuaron mientras pedaleaban.

¿Cómo lo hicieron? “Más allá del Metaverso”, tema central de la sexta edición de la Escuela de Verano de la Universidad Pontificia Bolivariana. ¿Y qué es el metaverso? Se trata de un mundo virtual, en el cual las personas, en el lugar que se encuentren, se pueden conectar por medio de dispositivos tecnológicos que les permite pensar que realmente están dentro de él. La experiencia atrapa, aunque por momentos la cabeza dé vueltas y se sienta mareo.

En medio de la interacción, a través de unas gafas digitales y pedaleando en una cicla de spinning, da la sensación de teletransportarse a un espacio nuevo, en el cual se puede hablar y “convivir” con cada uno de los elementos que existen allí. Toda una locura.

Es tan real esta experiencia que uno de los participantes del evento que organizó la UPB y que tuvo como epicentro el polideportivo del claustro universitario, le dijo a su esposa: “Me caí tres veces, qué susto”. Y ella le respondió: “lo bueno fue que no sufriste ningún raspón”.

“El metaverso se convierte en una alternativa para realizar cosas similares que se hacen fuera de casa, pero sin salir de ella, y que proyecta a la sociedad hacia el futuro. La gente podrá compartir espacios con diferentes figuras, como acaba de suceder con Rigo y Oquendo, algo que nunca antes podían vivir”, señaló Jordan Bolívar, estudiante de octavo semestre de Ingeniería en Diseño de Entretenimiento Digital.

Rigo se mostró emocionado al ser invitado a este encuentro virtual. “Estamos felices y dispuestos a aprender con esto, hay que estar con la mente abierta a estos cambios, los cuales enfrentarán más nuestros hijos. Tal vez en este nuevo universo me pueda ganar el Tour de Francia”, indicó Urán mientras soltaba una carcajada. “Ahora con el metaverso podré ir a Urrao, pero sin marearme pasando por Bolombolo y ahorrando un gran tiempo”, agregó Urán.

Por su parte, el padre Julio Jairo Ceballos, rector general de la UPB, señaló que esta alternativa es una oportunidad para tener nuevas formas de entrenamiento. “También permitirá estudiar un poco el comportamiento del cuerpo, entender las dinámicas alimenticias, entre otros beneficios, sobre todo pensando en mejorar el rendimiento”.

Rigo, entre tanto, se recargó de energía en el hogar de su otra familia en Brescia y sin descuidar sus entrenos gracias al metaverso, sobre todo de cara al Giro de Lombardía que disputará este sábado y otras carreras en octubre, en Japón, con las que cerrará la temporada. Sin excusas, y gracias a la realidad virtual, sigue mostrando profesionalismo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad