miércoles 30 de septiembre de 2020 - 1:38 PM

El suizo Hirschi se confirma en la conquista del Muro de Huy

El joven pedalista suizo Marc Hirschi viene de ganar una etapa en el Tour de Francia, en donde fue declarado como el corredor más combativo de la ronda gala, y el pasado domingo se colgó la medalla de bronce la prueba de fondo en carretera en el Campeonato Mundial de Ruta disputado en Imola, Italia.
Escuchar este artículo

El suizo Marc Hirschi (Sunweb), de 22 años, una de las grandes revelaciones del Tour de Francia y reciente bronce mundialista en Imola, se confirmó en el Muro de Huy con un triunfo incontestable en la 84 edición de la Flecha Valona, prueba del World Tour disputada sobre un recorrido de 202 kilómetros.

El ciclista de Berna, después de ganar una etapa en el Tour y subir al podio del Mundial, remató una temporada excepcional con una poderosa victoria en la cima del Muro de Huy, donde atacó a 150 metros de meta para levantar los brazos por delante del francés Benoit Cosnefroy (Ag2r) y del canadiense Michael Woods (Education First).

El Kylian Mbappé del ciclismo mundial, como define a Hirschi su representante y compatriota Fabian ‘Espartaco’ Cancellera, sobresalió por delante de todos los favoritos al triunfo, muchos procedentes del Tour de Francia y del Mundial, en momento dulce de forma.

Su ataque en el momento preciso le llevó a ganar su primera gran clásica. Nadie lo pudo parar. Superó al mismísimo ganador del Tour, el esloveno Tadej Pogacar, noveno a 5 segundos del suizo, también al polaco Kwiatkowski y al francés Barguil, que fue cuarto.

En ausencia del reciente campeón mundial y último ganador de la Flecha Valona, el francés Julian Alaphilippe, el abanico de candidatos se abría a muchos, entre ellos a Hirschi, uno de los jóvenes con más futuro del pelotón mundial.

Una fuga animó la carrera desde el principio, que duró casi 200 kilómetros con un protagonista, el joven holandés Mauri Vansevenant (Deceuninck), quien salió con Van Poucke (Sport Vlaanderen), Mathijs Paasschens (WB Bingoal) y Marlon Gaillard (Direct Energie).

La fuga no era especialmente peligrosa, pero Vansevenant, de 21 años, otro joven que pide paso, aguantó más de la cuenta y solo una caída a 3,5 kilómetros de meta le descartó de forma definitiva. En ese momento fue alcanzado por el colombiano Rigoberto Urán, con la carrera ya lanzada esperando la subida final a Huy, donde habitualmente se decide la clásica, en esos 1,9 kilómetros al 9,6 por ciento.

Mientras Vansevenenat soñaba en solitario a 20 kilómetros de meta, el UAE lanzaba sus cartas con Rui Costa y Sergio Luis Henao, siempre con respuesta del Sunwew, el Ineos de Kwiatkowski y el Education First, que buscaba sus opciones con Woods.

Una vez alcanzado Vansevenant el pelotón se agrupó a pie de ascenso, con los favoritos en la pomada. Lo intentó Henao y respondió el australiano Richie Porte, quien se encontró con una respuesta seria de Woods.

Fue el momento en el que apareció Hirschi para poner orden. El suizo se agarró al manillar sin levantarse, apretó los dientes y abrió un hueco de 10 metros que fue capaz de rentabilizar hasta la raya. La nómina de favoritos principales y los ilustres del Tour hubieron de quitarse el sombrero ante el ‘Mbappé’ del ciclismo suizo.

Triunfo de prestigio para el bronce en Imola, ganador de etapa y hombre más combativo del Tour 2020. Se le veía venir desde que logró los títulos de Europa y del mundo sub 23 en ruta 2018. En Huy, la exclamación fue de admiración para la perla suiza.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad