martes 07 de julio de 2009 - 10:00 AM

Lance Armstrong mostró sus cartas

El estadounidense Lance Armstrong se encaramó al tercer puesto de la general y desempolvó el debate del liderazgo en el Astana, ya que su compañero Alberto Contador se vio sorprendido por un ‘abanico’ y cedió 41 segundos, en una tercera etapa entre Marsella y La Grande-Motte que despertó un final emocionante y la victoria al sprint del británico Mark Cavendish.

Una jornada que parecía marcada por el sopor y el pronóstico escrito de la victoria de Cavendish, la segunda consecutiva, vivió unos últimos 30 kilómetros frenéticos merced a un abanico propiciado por el Columbia que pilló en fuera de juego a Alberto Contador y al resto de los favoritos, lo que no ocurrió con un atento Lance Armstrong, quien vio la maniobra, se apuntó al grupo de cabeza y entró junto al líder Fabián Cancellara con 41 segundos de adelanto. También cayeron en la trampa, aparte de Contador, Carlos Sastre, Andreas Klöden, Cadel Evans, Levi Leipheimer, Denis Menchov y Román Kreuziger. La alta jerarquía quedó atrapada en una maniobra bastante previsible en esta zona de la geografía francesa, junto a la brisa mediterránea.

Los 196 kilómetros de viaje entre Marsella y La Grande Motte no fueron de trámite. El Tour, a veces, guarda sorpresas, como un oportuno abanico. Contador cayó en la trampa. El viejo lobo Lance Armstrong estuvo atento y ahora vuelve a aullar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad