lunes 25 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Serpa, la carta de Colombia

La decimoquinta etapa del Giro de Italia tuvo un sabor agridulce para el equipo Diquigiovanni que dirige Gianni Savio, porque ganó la fracción con el italiano Leonardo Bertagnolli, pero perdió a su principal carta para pelear un puesto en la general, pues Gilberto Simoni vivió ayer su día negro y cruzó la meta con casi 18 minutos de retraso.

El retraso de Simoni dejó a José Rodolfo Serpa Pérez, quien ascendió a la casilla 16 de la general, como el jefe de filas de la escuadra italiana, que ante la UCI tiene licencia venezolana.

La jornada que tenía cuatro premios de montaña en su recorrido, tuvo como protagonista al ilustre hijo adoptivo de Santander, José Serpa, quien se metió en una fuga cuando iban 30 kilómetros de la etapa, en donde iba su compañero Leonardo Bertagnolli y 14 pedalistas más.

De esos fugados, el mejor ubicado en la general era Serpa, y llegaron a tener a su favor cinco minutos a 75 kilómetros de la meta, dejando al santandereano en el ‘top ten’ de la general.

Esa situación generó la reacción del Liquigas, que tuvo a Iván Basso como atacante en el penúltimo premio de montaña.
A 25 kilómetros de la meta, del grupo de 16 fugados sólo quedaban dos en cabeza (Pauwels y Bertagnolli), el resto de pedalistas fue absorbido por el lote líder.

En cuanto a los otros colombianos, la tendinitis de rodilla que aqueja a Mauricio Soler le hizo perder más de 22 minutos; Félix Cárdenas llegó con el mismo tiempo. Mientras que Mauricio Ardila perdió 18 minutos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad