domingo 13 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Tres mil ojos vigilan el bienestar empresarial y ciudadano

Teniendo en cuenta que el año pasado la Superintendencia de Seguridad y Vigilancia Privada de Colombia denunció que cerca del 45% del servicio de seguridad que se prestaba en Colombia era ilegal, contar con una empresa de entera confianza, que permita velar por la seguridad de ciudadanos y del capital empresarial, se convierte en toda una odisea.


Sin embargo, este no es el caso para Delthac 1,   una empresa santandereana con 1.500 hombres, que se extienden por el territorio colombiano y que imprime en cada uno de sus guardas, vigilantes y técnicos, el sello de confianza, honestidad y eficiencia.

Durante 24 horas continúas sofisticados sistemas tecnológicos, vigilantes y supervisores trabajan como un reloj: un engranaje sincronizado que no permite el mínimo margen de error.

Y es que garantizar la seguridad y protección de 1.100 empresas en el país, ubicadas en las principales ciudades, no es cosa fácil, ya que además la seguridad involucra cultura ciudadana.

Así lo afirma Pedro Elías Sánchez, gerente de la compañía. 'Esto es más que un tema de empresa, tenemos que revestirnos más de conciencia ciudadana y apoyar integralmente a las autoridades competentes, en nuestra base está ayudar a nuestros compatriotas a vivir mejor, eso lo tenemos muy claro'.

Seguridad, una necesidad

Con cuatro contratos, relativamente pequeños, motos  arrendadas, y con toda la carga que requiere  crear una empresa, Delthac1 nació en 1.995.

Para este año la situación de orden público en el país era caótica.  Extorsiones, secuestros, amenazas, robos internos y externos, le restaban inversiones al país.

De esta necesidad se creó la compañía de seguridad en Bucaramanga y que hoy llega a blindar a importantes firmas nacionales en las principales ciudades del país, entre las que se destacan Bogotá, Cúcuta y la región de la Costa Atlántica.

Sin embargo, desde un principio, era claro que la imagen del vigilante en cicla, con silbato y bolillo, estaba muy lejos de la perspectiva de servicios que se preparaban para ofrecer.

'La compañía tenía que tener una mezcla entre tecnología y recurso humano. Nació con dos departamentos,  uno el de seguridad física y el de electrónica, lo que nos ha dado buenos resultados en la efectividad de la prevención, y en la reducción de costos', explicó el directivo.

Dentro del portafolio de servicios que ofrece actualmente la compañía está seguridad física, electrónica y consultorías.

La clave, información oportuna

A diferencia de una empresa que mide su éxito en índices de productividad y ventas, éste no es el enfoque bandera de una compañía de seguridad.

'Para nosotros el indicador de  éxito no solamente lo mide el crecimiento en la facturación, nuestro compromiso es reducir a cero los indicadores de siniestralidad', explica el gerente.

Sin embargo, para reducir el indicador a su mínima expresión se requiere hacer permanentes inversiones en equipos de tecnología que no sólo estén acordes a las necesidades propias de cada empresa, sino un paso delante de las nuevas formas de delincuencia y hurto.

Comunicaciones por radio, VHF, sistemas de GPRS y GPS, cámaras de vigilancia integradas y vigilancia remota, hacen parte de la ‘indumentaria’ de Delthac1.

'Esta es una de las fortalezas que se deben manejar para prevenir cualquier acto delictivo, debemos manejar información en tiempo real', añade Sánchez.

La ruta: Centroamérica

En menos de tres años, algunos países de Centroamérica tendrán la presencia de los servicios que ofrece esta empresa, sobre todo en el campo de seguridad informática.

'Con la experiencia que tenemos, apoyada en la tecnología y el equipo humano, tenemos gran expectativa en la expansión hacia estos países', puntualiza el gerente.

Según los estudios de seguridad, la protección de la información de las empresas es uno de los aspectos que hoy no se pueden descuidar, y en donde la delincuencia más se ha especializado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad