jueves 22 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Atlético Bucaramanga cedió otra vez puntos de local

Bucaramanga y Tolima empataron ayer 1-1 en la séptima fecha de la Liga Águila, en un juego donde cada elenco dominó un tiempo.

Atlético Bucaramanga dejó ir otra vez puntos en calidad de local en la Liga Águila II de 2019, después de empatar ayer 1-1 ante Deportes Tolima, en un juego donde fue de menos a más y en el que desperdició un penalti, en los pies de su mejor jugador, Sherman Cárdenas, en el tramo final del juego.

El cuadro ‘Leopardo’ aún no encuentra el equilibrio entre sus líneas, con deficiencias para generar volumen de ataque y con desatenciones en el bloque defensivo que le otorgan ‘vida’ al rival.

Con la igualdad, los dirigidos por Hernán Torres llegaron a seis unidades luego de siete compromisos, que los mantienen en los últimos lugares del campeonato.

Además: Atlético Bucaramanga empató 1-1 contra Deportes Tolima

Tolima, mejor

Al Atlético Bucaramanga le costó, como durante todo el semestre, generar volumen de ataque; mientras que el Deportes Tolima encontró los espacios suficientes para agredir al adversario.

Un primer tiempo en el que la posesión del balón perteneció al cuadro búcaro, que llevó la pelota por todos los sectores de la cancha, especialmente por el centro, pero sin profundidad.

Sherman Cárdenas y John Pérez manejaron el esférico en zonas de poco riesgo y nunca encontraron la llave para abrir el cerrojo defensivo impuesto por el elenco ‘pijao’.

Tolima, entre tanto, mostró orden táctico para controlar los tímidos y anunciados ataques del rival, y a la hora de atacar fue profundo y efectivo.

En 15 minutos, con gol de Ánderson Plata, en una acción donde quedó evidenciado la pasividad de la zaga del ‘Leopardo’, Tolima se adelantó en el marcador y después administró sin mayores problemas la ventaja, para terminar así el primer episodio.

Lea también. Partido clave para Bucaramanga y Tolima

La reacción del ‘Leopardo’

Para la segunda parte, Atlético Bucaramanga mejoró su desempeño, producto de un juego más ordenado en defensa y con ataques por los costados, donde tenía más espacios.

Los ingresos de Yuber Asprilla y Johan Caballero le dieron mayor movilidad y alternativas al ataque ‘amarillo’, que encontró la igualdad mediante Asprilla (51’), que definió en el área una acción de conjunto por el costado izquierdo.

Luego de la igualdad, el Atlético tuvo su mejor momento en el partido, pero poco a poco su accionar disminuyó y Tolima empezó a aprovechar los espacios otorgados por los volantes de marca rivales.

En un juego sin demasiado tránsito en la mitad de la cancha, los dos elencos se aproximaron a las áreas y Bucaramanga tuvo la victoria en los pies de Sherman Cárdenas, pero el habilidoso mediocampista desperdició un penalti en los últimos minutos del juego.

En la próxima fecha, la octava, Atlético Bucaramanga actuará en calidad de visitante ante Patriotas, mientras que Deportes Tolima jugará en casa contra Jaguares de Córdoba.

¿POR QUÉ EMPATÓ BUCARAMANGA?
Porque careció, como a lo largo del certamen, de profundidad y sorpresa en el ataque.
Porque cometió errores defensivos, que por poco le cuestan el partido.
Porque mejoró su funcionamiento en el segundo tiempo. Dejó de insistir por el centro del campo y atacó por los costados para conseguir el empate.
Porque Tolima mostró una propuesta ofensiva, con orden táctico y transiciones rápidas de defensa a ataque.
Porque no tuvo efectividad para marcar las opciones que generó, incluso, falló un penalti en el tramo final.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad