lunes 18 de mayo de 2020 - 9:58 AM

Eduard Atuesta, el ‘hijo’ de Vélez que se le ‘atravesó’ al éxito

El mediocampista santandereano Eduard se abrió campo en el balompié profesional y confía en mantener su ascenso futbolístico que lo llevó primero a Independiente Medellín y después a la Selección Colombia y al fútbol de Estados Unidos.
Escuchar este artículo

Como la iglesia de su natal Vélez, Eduard Atuesta se le atravesó al éxito y, mientras muestra su liderazgo y talento en una cancha de fútbol, ha tenido una carrera destacada que lo llevó a ser considerado como titular indiscutible en el equipo en el que juega actualmente: Los Ángeles F. C., elenco que compite en la MLS.

Pero llegar a territorio gringo no ha sido tarea fácil para este joven de 22 años que sueña con emigrar al fútbol de Europa, y que se enamoró de este deporte, cuando apenas aprendía a patear un balón junto a su abuelo, Jorge Chacón. “Desde siempre tuve los mismos uniformes de los equipos en los que mi papá jugaba, pero a los cuatro años empecé a entrenar con mi abuelo y mi tío. El fútbol siempre ha sido mi vida”, aseguró Atuesta.

Eduard Atuesta, el ‘hijo’ de Vélez que se le ‘atravesó’ al éxito

Una infancia feliz

En la mitad de la cancha, desde esa zona siempre tiene la visual de lo que pasa adelante, pero también está pendiente de lo que ocurre atrás y por eso Eduard no olvida los lindos momentos que vivió en Vélez, cuando jugaba en las calles, cuando aún no había dado su primer pase de gol o había tirado una pared con algún compañero de equipo, pero sí lo hacía con los seres que más ama.

“Recuerdos de felicidad, la unión familiar al estar con mis abuelos, y poder entrenar con él día a día, fue muy lindo crecer en un pueblo ya que puedes jugar en el parque o en la calle sin temor ya que todos se conocen”, afirmó el volante, con un toque de nostalgia que se puede sentir en sus palabras.

Pero el momento que más extraña y que hizo más feliz a Atuesta, que tuvo que buscar su futuro en el Deportivo Independiente Medellín donde creyeron en todo el talento que tiene en sus botas, fue compartir cancha con su familia, “viéndonos y corrigiéndonos cosas, son recuerdos muy valiosos que me hacen feliz”.

Mientras jugaba con su abuelo, sus papás, Marylu Velasco y Eduard Johany, vendían comidas rápidas, en el parque de Vélez, algo que no olvida Atuesta, quien sabe de la sazón de su mamá, de quién le encanta el pollo sudado.

Sin embargo, a los nueve años, Eduard tuvo que decir adiós a Vélez, a sus abuelos, Isabel Sánchez y Jorge Chacón, algo que le rompió el corazón y que se convirtió en el momento “más triste” de su infancia, pues él y sus padres se vinieron a vivir a Bucaramanga. “Son las personas a quien más amor y cariño les tengo porque me ayudaron a criar, mi abuelo me enseñó a jugar fútbol y siempre han estado en los momentos que mis papás y yo tuvimos dificultades”, dijo.

Lea también. Eduard Atuesta, el santandereano que brilla en la MLS

Eduard Atuesta, el ‘hijo’ de Vélez que se le ‘atravesó’ al éxito

Sueña en grande

Independiente Floridablanca fue el primer equipo de Atuesta en la Liga Santandereana de fútbol. En este elenco mostró lo que tiene, tal y como se lo enseñó su abuelo, en las canchas de Lagos 3, La Victoria y la Marte, donde conoció personas que hoy en día siguen siendo sus amigos.

A sus 16 años dio el salto y, jugando como volante de creación, tocó puertas y se probó con el Medellín, donde comenzaron a retrasar su posición hasta terminar en la primera línea de volantes. “Siempre fui ‘10’, hasta la sub-17 en Medellín que empecé a jugar de volante ‘8’ y de marca”, afirmó.

Finalmente llegó el debut como profesional, el 13 de abril de 2016, una fecha que seguramente nunca va a olvidar, ante Envigado por la Copa Colombia. Allí comenzó a despuntar y a brillar, lo que le valió ser llamado a la Selección Colombia sub-20. Pero el fútbol, como siempre caprichoso, terminó llevándolo a la MLS, en donde está actualmente. “Fue la mejor decisión que pude tomar, me ha ayudado a mejorar como jugador y es un reto constante por el nivel que tiene la liga y por el equipo en el que estoy”, agregó.

Los sueños de Eduard no se han detenido y dijo que “sería bonito” ir al fútbol de Europa, en donde ya ha tenido algunas ofertas. Además, el santandereano no se olvida del equipo de su tierra, el Atlético Bucaramanga, una camiseta que le gustaría vestir y “por qué no, darle en el futuro su primer título”.

En cuanto a la Selección Colombia, que ya ha defendido en las categorías inferiores, Atuesta sueña con estar con la de mayores, algo para lo que “trabaja” diariamente, pues su mayor anhelo es “ganar la Copa del Mundo”, un trofeo que le encantaría levantar mientras lleva con orgullo a su querido Vélez, ese que siempre recuerda cuando se come un bocadillo, que “no puede faltar con leche o queso”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad