lunes 06 de diciembre de 2021 - 9:27 AM

Todo sobre el escándalo futbolístico de Unión Magdalena vs Llaneros

Gobierno anuncia que intervendrá, así se ponga en riesgo afiliación a la Fifa. Hoy habrá reunión de Dimayor para definir qué pasará en la B.
Escuchar este artículo

A la Dimayor, a la Federación Colombiana de Fútbol y al Gobierno les llegó la hora de ponerse serios en el manejo de este deporte en el país, tras el vergonzoso desenlace de uno de los grupos de la segunda división que le dio el ascenso al Unión Magdalena. El polémico triunfo del conjunto samario sobre Llaneros (1-2) en Villavicencio, hizo que el balompié colombiano fuera noticia en el mundo por los atípicos sucesos que se presentaron en este duelo (ver paréntesis).

Las evidentes anomalías generaron el rechazo incluso del presidente de Colombia, Iván Duque, quien este domingo se refirió al hecho: “Lo ocurrido en el partido de ascenso a la Primera División del Fútbol Colombiano es una vergüenza nacional. El deporte requiere transparencia, honestidad y cero tolerancia frente a cualquier situación que deslegitime la ética deportiva”. El mandatario aseguró que el Ministerio del Deporte no va a dejar pasar por alto lo sucedido e invitó a las entidades que rigen el balompié en el país, a que hagan lo propio.

“Con el ministro se está realizando el seguimiento a las autoridades competentes, Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol, para que esta situación se esclarezca con celeridad”, agregó Duque.

Puede leer: Se confirma película inspirada en la tragedia de Chapecoense

Investigar así no guste a Fifa

Igualmente, el jefe de esta cartera, Guillermo Herrera Castaño, expresó a EL COLOMBIANO su malestar: “Rechazo total e indignación, después de presenciar los hechos tan bochornosos de la final de la categoría B. Eso no puede pasar en el fútbol, un deporte tan importante para Colombia y que debe ser un ejemplo para la sociedad”.

Subrayó que no van a dejar que estos hechos queden “en la impunidad” y avanzan en reuniones con abogados para determinar en qué nivel ellos pueden intervenir. Igualmente, indicó que esperan una respuesta contundente por parte de las entidades que rigen el balompié.

“Hay que tener claro nuestras competencias frente a estos casos porque las federaciones tienen la administración técnica del deporte, pero sí estamos muy pendientes de las anunciadas reformas que ha presentado la Dimayor al fútbol colombiano, porque hay cosas que se deben empezar a acabar, como este tipo de comportamientos”.

Dijo que en el fútbol hay temas pendientes de manejo financiero, la Liga femenina y los contratos de los jugadores. Indicó que no les va a temblar la mano para acabar con las irregularidades que se estén presentando en el fútbol colombiano, independiente de lo que piensen las autoridades que rigen el fútbol internacional.

“Acá no se puede renunciar a la propiedad, a la transparencia, por no arriesgar una situación ante la FIFA. Uno no puede decir que vamos a permitir la corrupción porque nos van a desafiliar, prefiero que eso suceda. Si se comprueba que hubo corrupción, vamos a pedirle a la Fiscalía que, si es del caso, intervenga para revisar si se pudo haber presentado algún hecho punible”, sentenció.

Posición de la Dimayor

El presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo, indicó a este medio que aún no van a profundizar en el tema públicamente. Sin embargo, contó que este lunes a las 10:30 de la mañana habrá una reunión con el presidente del Comité Disciplinario del campeonato y de la Comisión Disciplinaria de la Dimayor.

“Nos vamos a reunir todos con los tres miembros de cada una de las comisiones a ver qué decisiones tomamos; obviamente el caso hay que investigarlo muy bien e iremos hasta las últimas consecuencias, más allá de eso no puedo decir por ahora”, explicó.

La comunidad del fútbol coincide en que no se puede guardar silencio ante esta clase de irregularidades que dejan mal parado el fútbol colombiano, incluso a nivel internacional.

Por ahora lo más sensato sería dejar en suspenso el tema del ascenso, mientras se investiga a fondo.

Resulta insólito e inconcebible que un personaje como Eduardo Dávila Armenta, acusado como autor intelectual del asesinato del juez penal Javier Alfredo Cotes, ocurrido en diciembre de 2001 en Santa Marta, sea el dueño del Unión Magdalena, club que tras el discutido triunfo por 2-1 ante Llaneros haya conseguido el ascenso a la Primera División del fútbol colombiano.

La gente se pregunta por qué en los clubes de fútbol del país y los entes que los regulan, léase Dimayor y Federación, no existen códigos de ética que impidan la presencia de dirigentes que hayan estado o estén inmersos en líos con la justicia.

Y es que además de la acusación por el asesinato del juez, quien lo había condenado a 10 años de prisión por tráfico de estupefacientes, y expropiado de propiedades en Bahía Concha, hecho que no se concretó por las estrategias utilizadas por el afectado, Dávila Armenta venía de cumplir una condena de 34 años por ser, también, autor intelectual en el crimen de Carmen “La Nena” Díaz-Granados, luego de un lío amoroso.

Igualmente, al dueño del Unión Magdalena se le ha señalado por nexos con grupos paramilitares que delinquen en la Sierra Nevada.

El manejo administrativo del conjunto samario está a cargo del gerente Fernando Ardila, pero todos en Santa Marta, y Colombia, saben que Dávila es quien da las órdenes. Ardila no quiso pronunciarse sobre el tema del escandaloso partido que les dio el ascenso, pues según él no había recibido ninguna notificación oficial y espera las acciones de la Dimayor.

Sin embargo, el periodista Oswaldo Hernández, de La Patria, logró comunicarse con Dávila Armenta, vía WhatsApp, en la que este le aseguró que ganaron en franca lid: “Nosotros ganamos. En el segundo gol ellos piensan que había fuera de juego y nunca hubo y nuestro jugador aprovechó. ¿O no sabías tú que Llaneros tenía la misma opción de ascender que nosotros?”.

Lea también: Deportivo Cali y Deportes Tolima mandan en los cuadrangulares semifinales de la Liga BetPlay

Al preguntarle que si para él no hubo nada anormal en el juego, a pesar de las evidencias en las imágenes de televisión, respondió: “Ustedes deberían informarle a la opinión todos los detalles de los dos partidos y las posibilidades de todos los lados y decirle a tu presidente Duque (Iván) que no juzgue a priori sin haber hecho las investigaciones del caso sobre los pormenores de las circunstancias”.

Recordó que comenzaron perdiendo e insinuó que les “zamparon” seis minutos más esperando que Llaneros empatara.

Unión Magdalena es un club con 70 años, campeón de la Primera A en 1968, y subcampeón de la Primera B en 2000 y 2018.

Tras su ascenso, había perdido la categoría el año pasado y ahora la recupera, pero de una manera polémica que ha traído a colación el pasado convulso de su propietario que, además, ha estado involucrado en escándalos en el manejo del conjunto samario.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad