jueves 02 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Barcelona, de la mano de Messi, se acercó a la final de la ‘Champions’

El alemán Jürgen Klopp, técnico del Liverpool inglés, pisó por vez primera como entrenador el Camp Nou, donde descubrió el templo del argentino Lionel Messi, que dinamitó las semifinales de la Liga de Campeones con un doblete en el segundo tiempo (3-0).

El Barcelona puso un pie en la final de la Liga de Campeones (3-0), gracias a un doblete de Lionel Messi y otro tanto de Luis Suárez, que escondieron un discreto partido de los azulgranas ante el Liverpool, que mereció llevar la eliminatoria más abierta a Anfield Road.

Valverde sacrificó el juego de posesión sentando a Arthur e igualó el despliegue físico del rival poniendo a Arturo Vidal. Y el Barça propuso a los ‘reds’ un partido de ida y vuelta que a punto estuvo de costarle caro en el arranque. Pero al final, logró oro puro de un duelo que se le complicó por momentos.

El Liverpool, mucho más acostumbrado al intercambio de golpes, fue a buscar muy arriba a los azulgranas, incapaces de poner pausa al choque, acumulando pérdida tras pérdida y empezando a sentir el agobio del equipo de Klopp.

Pero ya lo dijo Rakitic en la víspera: en este Barça, Messi se pone delante y los demás le siguen. El astro argentino acabó con el desconcertante inicio de sus compañeros bajando a recibir al centro del campo para evitar que el equipo se partiera en dos.

Dos fogonazos del ‘10’ pasado el cuarto de hora acabaron con sendos remates de Coutinho, el primero a las manos de Allison y el segundo muy cruzado. El Barcelona, que estaba siendo dominado, golpeaba primero.

El Liverpool, que había perdido a Keita por lesión, mediada la primer mitad, seguía apretando pero, pese a la movilidad de Salah y Mané, no llegaba con claridad al arco de Ter Stegen.

Y entonces, apareció Jordi Alba, en una de sus internadas por la izquierda, para poner un centro en el área pequeña. Luis Suárez se tiró con todo y cazó el remate para enviarlo al fondo de la red. Era su primer gol en la ‘Champions’ desde el 4 de abril de 2018. Y qué gol.

A los 26 minutos el Barça ya mandaba en la semifinal y, en una primera parte loca, empezaba a sentirse con confianza para ir a por más. Los ingleses, acusaron el tanto y perdían algo de intensidad, aunque convertían cada error de los azulgranas en una amenaza real.

Salió el Liverpool por el empate tras la reanudación, y casi lo consigue en sus dos primeras aproximaciones. En ambas, Ter Stegen desvió a córner los remates de Milner y Salah.

Pero el fútbol no siempre es justo y los locales se encontraron con el segundo en la primera llegada clara de la segunda mitad. Una rápida transición que acabó con un remate al larguero de Suárez, cuyo rechace lo empujó Messi a portería vacía.

Y ese tanto los impulsó más y el astro argentino la metió a la escuadra en un lanzamiento de falta para hacer el tercero, enloquecer al Camp Nou y sumar su tanto 600 como azulgrana. Buena renta para la vuelta.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad