domingo 10 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Barcelona, líder firme; Solano debutó en victoria del Atlético

Andrés Solano se convirtió en el sexto colombiano en jugar en Atlético de Madrid en la Liga, tras Adolfo Valencia, Luis Amaranto Perea, Falcao García, Jackson Martínez y Santiago Arias.

Barcelona, remontando ante Rayo Vallecano, y Atlético de Madrid, que venció por la mínima a Leganés, mantienen viva la Liga de España, en la que los catalanes siguen líderes con siete puntos de ventaja sobre los madrileños.

A pesar del triunfo 3-1 de Barcelona sobre Rayo Vallecano y la victoria 1-0 del Atlético de Madrid ante Leganés, para el fútbol colombiano la jornada liguera en España significó el debut de un joven samario formado en las inferiores del cuadro ‘colchonero’: Andrés Felipe Solano Dávila, lateral de 21 años que se convirtió en el ‘cafetero’ número 50 en jugar en Primera División del torneo ibérico.

Laterales colombianos

Los colombianos Santiago Arias y Andrés Solano compartieron titularidad en las filas del Atlético de Madrid durante el encuentro en el que los rojiblancos vencieron al Leganés (1-0) en el estadio Wanda Metropolitano.

Lo hicieron ambos formando parte de la línea defensiva, uno en el lateral diestro y otro en el zurdo, acompañados en el eje de la zaga por la pareja que formaron el montenegrino Stefan Savic y el uruguayo José María Giménez.

En el caso de Solano este enfrentamiento suponía su debut oficial con el primer equipo, tras llamar la atención en el conjunto filial y convertirse en titular habitual con el mismo, líder del Grupo I de Segunda División B.

Sin embargo le tocó asumir esa responsabilidad en una ubicación distinta a la que suele ocupar. Las bajas por lesión de Filipe Luis y Lucas Hernández, unidas a la voluntad de dar descanso a Juanfran pensando en Turín, provocaron que el canterano fuera al carril zurdo y no al diestro que acostumbra.

Esa posición quedó reservada de inicio para Arias, ante un Leganés estático que esperaba en campo propio las acometidas del contrario, el exjugador del PSV y el Sporting de Portugal se convertía así en un buen arma para sumar en las acciones ofensivas con sus incorporaciones.

Varias veces lo intentó durante los primeros instantes pero con poco éxito. Mientras en el otro lado Solano cumplía con su cometido y, sin apenas complicaciones, solucionaba con solvencia todas las jugadas que pasaban por sus pies.

Con el paso de los minutos Simeone optó por modificar la situación de uno y otro cambiándoles de banda. De esta manera Arias se transformó en inquilino de la izquierda a fin de poder darle mayores coberturas a Vitolo y que este se sintiera más liberado en la ofensiva.

Si bien no se apreciaron mejoras notables hasta el descanso, en una de sus subidas el ‘4’ del Atlético forzó una falta peligrosa cerca de la línea de fondo que cabeceó posteriormente Giménez y generó cierta incertidumbre en el área leganense.

Del paso por vestuarios no retornó ya Solano, quien dejó su sitio a un Saúl Ñíguez que tomó el relevo en la izquierda. Este último sería el autor del 1-0 al transformar el rechace de un penalti que ejecutó él mismo y había desviado el portero Andriy Lunin.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad