jueves 25 de octubre de 2018 - 12:01 AM

El Atlético y el PSG cedieron terreno en la Liga de Campeones

La jornada de ayer de la ‘Champions’ dejó, como hechos llamativos, la goleada que sufrió el Atlético, el empate del PSG y el triunfo de Barcelona sin Messi.

El Atlético de Madrid sufrió la derrota más holgada en la era Diego Simeone y perdió 4-0 ante el Borussia Dortmund, que superó con claridad al cuadro rojiblanco en una jornada en la que el Nápoles empató 2-2 en el Parque de los Príncipes y estuvo a punto de tumbar a otro favorito, el París Saint-Germain.

El Atlético vivió una noche aciaga en el Signal Iduna Park. Se complicó la primera posición del Grupo A con una derrota abultada, forjada al contragolpe en la segunda parte cuando estaba volcado en intentar un empate que nunca llegó.

Los hombres de Simeone naufragaron pese a jugar unos correctos segundos 45 minutos. Llegaron a ellos con un gol en contra afortunado de Axel Witsel, que dio en la diana con un disparo que rebotó en Lucas Hernández y despistó a Jan Oblak. Después, el Atlético no aprovechó su dominio y murió en el intento.

Aunque llegó a cercar el área del Dortmund por momentos, al final se llevó un varapalo importante por culpa de un jugador: Achraf Hakimi. El lateral cedido por el Real Madrid, que ya había asistido a Witsel en el primer gol, dio otros dos pases a Raphael Guerreiro y a Jadon Sancho. Después, el propio Guerreiro cerró la cuenta con un cuarto tanto doloroso que hundió al Atlético de Madrid.

En el otro partido del Grupo A, el Mónaco y Club Brujas sumaron un punto estéril para ambos tras empatar 1-1 en el Estadio Jan Breydel.

Mientras, el Nápoles estuvo a un paso de asaltar el Parque de los Príncipes y logró un empate de prestigio ante el París Saint-Germain (2-2), que vivió en el alambre hasta el final. Sólo un gol de Ángel Di María en el tiempo añadido, amargó la fiesta del conjunto italiano.

De ese empate se benefició también el Liverpool, ahora líder del Grupo B con seis puntos después de coger impulso con un buen partido de Mohamed Salah ante el Estrella Roja. El cuadro serbio no pudo parar al jugador africano, que marcó un par de tantos que, unidos al de Roberto Firmino y al de Sadio Mané, colocaron a los hombres de Jurgen Klopp en una posición privilegiada.

Sin Lionel Messi, en la grada con una fractura en su brazo derecho, el Barcelona tuvo que enfrentarse al otro equipo en forma de su grupo. El Inter, eufórico por su buen inicio de curso en la Liga italiana, tenía la intención de plantar cara al cuadro azulgrana con toda su artillería.

Con la ausencia de Messi, el Barcelona perdió a su hombre diferencial y sufrió para abrir la lata de un equipo que también tuvo sus opciones. Matteo Politano dispuso de dos claras ocasiones y no acertó. Todo lo contrario que Rafinha y Jordi Alba, que dieron en la diana para que su equipo hiciera pleno de puntos, nueve de nueve, con el que roza su pase a octavos.

En el Philips Stadion de Eindhoven, el Tottenham sumó una nueva decepción tras empatar 2-2 ante el PSV de Mark van Bommel.

Y en el Grupo D, Iker Casillas fue protagonista en el Oporto. Cuando más lo necesitaba su equipo, paró un penalti al Lokomotiv Moscú y su equipo despegó hacia la victoria (1-3) con los tantos de Moussa Marega y de los mexicanos Héctor Herrera y Jesús Manuel Corona. El equipo portugués, con siete puntos, se mantiene por delante del Schalke (tiene seis), que empató sin goles en su visita al Galatasaray.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad