jueves 26 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

El ‘dios’ que saboreó las mieles del triunfo y la hiel de la derrota

Escuchar este artículo

Hablar de Diego Armando Maradona, es hablar de uno de los grandes referentes del fútbol mundial; es hablar de un hombre que rozó tanto el cielo, como el infierno.

A sus grandes gestas en el campo de juego, les agregó alcohol, drogas y mujeres.

Diego, fue el futbolista por excelencia. Parecía poder hacer cualquier cosa con un balón de fútbol. Un pequeño genio que supo poner el mundo a sus pies, pero nunca pudo superar su pasado y sus preferencia por las drogas y el alcohol.

Pese a lo anterior, Maradona, con su clase y talento le cambió la historia a una ciudad y a un equipo: Nápoles.

Lea también: Maradona, el futbolista cercano a los presidentes de izquierda

Y es que la historia que une a Maradona con el Nápoles empezó en 1984 y desde entonces hasta hoy se ha convertido en una historia de pasión e idilio incondicional. Con el astro argentino, el equipo italiano, que hasta entonces solamente tenía en sus vitrinas dos títulos de la Copa, tocó el cielo y logró cotas insospechadas. En 1987, ganó su primera liga y todos lo recuerdan como una auténtica hazaña porque se logró el ‘doblete’ (Liga y Copa).

Y después, en 1990, llegó el otro título de Liga, los únicos que hasta la fecha tiene el club napolitano.

Pero aparte de los títulos y las alegrías deportivas aparte, Maradona siguió siendo Maradona en Nápoles.

Fiestas con drogas, alcohol e infidelidades salieron a la luz. Mediáticamente se trató como un escándalo el hecho de que, con su esposa Claudia embarazada, apareciera una mujer asegurando que esperaba un hijo suyo.

Lea también: #TribunaDeportiva: Murió Diego Armando Maradona

Un hijo que muchos años después acabaría reconociendo. Además, tampoco le benefició que se le relacionara con la mafia y con la droga.

En 1991 dio positivo en cocaína tras el partido contra el Bari y le cayeron 15 meses de suspensión (hasta junio del 92). Además, su nombre estaba siempre ligado al de la Camorra.

Así pues, siete años después de su triunfal, su salida del Nápoles fue por la puerta de atrás, muy bajo de forma y con un varios escándalos a sus espaldas.

De ahí en adelante, no volvió a aparecer ese jugador que maravilló al mundo, apenas mostraba destellos de ese talento que lo encumbró en el mundo del fútbol.

In veque
Los ‘Positivos’ más recordados
17 marzo 1991 - Jugando en el Nápoles, dio positivo por cocaína en un control tras un partido de la Liga italiana ante el Bari. Fue inhabilitado 15 meses por la Federación italiana. Regresó a su país.
26 abril 1991 - Fue detenido en Buenos Aires junto a un grupo de amigos con drogas en su poder. La justicia le ordenó someterse a tratamiento terapéutico.
25 junio 1994 - En el Mundial de Estados Unidos dio positivo por efedrina tras el partido frente a Nigeria. El 24 de agosto la FIFA le sancionó por 15 meses.
28 agosto 1997 - Se hizo público el tercer positivo de su carrera en el control efectuado cuatro días antes en el partido de Boca frente a Argentinos Juniors. Se le permitió seguir jugando pero en octubre colgó las botas.
Los hijos
Maradona tiene 5 hijos reconocidos de 4 madres distintas: Dalma Nerea y Giannina, de Claudia Villafañe; Jana, de Valeria Sabalain; Dieguito, de Verónica Ojeda y el primogénito, de 30 años, que se llama Diego Maradona Sinagra y fue fruto de la relación que el jugador tuvo con Cristiana Sinagra mientras militaba en el Nápoles. La justicia italiana y el ADN lo reconocieron como hijo suyo en 2003 pero no fue hasta el verano pasado en que ‘el Diez’ se decidió a estrechar lazos. Un joven de 15 años, de nombre Santiago e hijo de Natalia Garat, ha iniciado un pleito en Buenos Aires para ser reconocido como el sexto de sus vástagos.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad