domingo 02 de junio de 2019 - 12:00 AM

Liverpool, el dueño de la Champions League

Con esta Champions, Liverpool gana su sexta corona como el mejor equipo de Europa.
Escuchar este artículo

La previa del partido comenzó con los hinchas de ambos equipo, celebrando en inmediaciones del estadio Wanda Metropolitano, donde se jugó la final.

El Wanda se llenó de hinchas de Londres, de Liverpool y de aficionados de todo el mundo, que vieron a la banda de Las Vegas Nevada, Imagine Dragons; y de guardar el minuto de silencio en homenaje a José Antonio Reyes, el jugador español fallecido en la mañana de este sábado en un accidente de tránsito.

La banda Imagine Dragons (Nevada, Las Vegas), durante la previa del partido en el Wanda Metropolitano. (EFE)
La banda Imagine Dragons (Nevada, Las Vegas), durante la previa del partido en el Wanda Metropolitano. (EFE)

Tras el protocolo, Damir Skomina dio el pitazo inicial en Madrid e inmediatamente un minuto después el senegalés Sadio Mané encontró un penal a favor del Liverpool, que terminó convirtiendo el egipcio Salah. 1-0.

El ansia de los jugadores del Liverpool de marcar el segundo gol no bajó, pero el equipo sí jugó con el resultado, teniendo el balón y defendiendo de manera correcta, durante los primeros 45 minutos.

El equipo de Pochettino (que jugó su primera final de Champions), no quiso durante el primer tiempo perder la oportunidad de empatar para ir en busca la historia.

Jugadores del Liverpool y Tottenham en el minuto de silencio por José Antonio Reyes, quien falleció en un accidente de tránsito en la mañana de este sábado. (EFE)
Jugadores del Liverpool y Tottenham en el minuto de silencio por José Antonio Reyes, quien falleció en un accidente de tránsito en la mañana de este sábado. (EFE)

En el segundo tiempo, Pochetinno realizó los tres cambios para ir a buscar el partido. Metió a Dyer para mantener la contención de Sissoko y buscar profundidad en la delantera con la presencia del volante.

Además, incluyó en el campo la rapidez de Lucas Moura (quien lo llevó a la final), y a Llorente (para que peleara contra Matip y Van Dijk, así como lo hizo contra Alves y Pepe en el España - Portugal de 2010), y así le diera oportunidad al coreano Son y al brasileño Moura lograran perjudicar a la defensa de los ‘reds’.

Kloop, fiel a su estilo y a su obsesión por el juego ordenado y de profundidad, destacó en sus jugadores ese vértigo y ese amor que produce la canción ‘You’ll Never Walk Alone’, y fueron ellos los encargados en la cancha de mantener el resultado hasta que llegó el segundo gol, autoría de Origi.

Origi, luego de marcar el segundo gol del Liverpool. (EFE)
Origi, luego de marcar el segundo gol del Liverpool. (EFE)

Las figuras: Además de los dos goleadores, Alisson (el arquero de los ‘reds’), fue también una de las principales figuras del encuentro, llevándose varias atajadas de los jugadores del Tottenham.

El ausente: El colombiano Dávinson Sánchez, quien no jugó ni un minuto de esta final.

Con esta Champions, el Liverpool ahora suma seis Champions League en su palmarés. La última que ganó fue en 2005, cuando le empató 3-3 al Milan de Carlo Ancelotti, en Estambul.

En la temporada anterior, la 2017 - 2018, el mismo equipo de Kloop, perdió contra el Real Madrid de Zidane.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad