miércoles 26 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Nápoles - Barcelona: más la expectativa que la realidad

Fue demasiada la expectativa por ver lo que sería Messi en el ‘templo’ de Maradona, que la realidad. También fue demasiada la expectativa de lo que presentarían Nápoles y Barcelona, a la realidad. Y fue demasiada la expectativa del duelo Messi - Ospina, de la realidad.
Escuchar este artículo

El astro argentino, que tantas veces ha demostrado que parece de otro planeta, ayer fue un mortal más en el estadio San Paolo, lugar de las hazañas de Maradona, quien desde allí acabó con la hegemonía de los grandes: Inter, Milán y Juventus, en la década del 80.

Barcelona fue el amo y señor de la posesión, pero de esa que no hace daño. Trasladó el balón de un costado al otro, pero le costó ser profundo y tampoco tuvo cambio de ritmo para doblegar a la férrea defensa de Nápoles.

La escuadra local, en cambio, apostó por un planteamiento defensivo, con sus hombres replegados en el propio campo y muy cerca del arquero colombiano David Ospina. Fiel a lo que fue como jugador, el DT de los ‘Azules’, Gennaro Gattuso, le cerró los espacios al adversario y, mediante las transiciones rápidas de defensa a ataque, encontró la vía del gol.

En el minuto 30, Dries Mertens adelantó a los napolitanos, con un zapatazo magnífico, que le permitió alcanzar a Marek Hamsik como máximo artillero histórico del club (121 goles).

Lea también. Con Ospina en el arco, Nápoles empató con Barcelona 1 - 1

Para la segunda parte, Sergio Busquets se atrevió a realizar algo diferente, envió un balón entre líneas que rompió a la defensa rival; Semedo asistió a Griezmann (57’) y el francés envió el balón a la red.

Nápoles arriesgó más y generó opciones de gol, pero apareció la figura de Ter Marc-André ter Stegen para defender la portería ‘culé’.

Y si de porterías se trata, el duelo Messi - Ospina pasó inadvertido, porque el ‘10’ no brilló y el colombiano pocas veces fue exigido. Para la anécdota quedó un ‘choque’ que terminó con el guayo del gaucho en el pecho del ‘cafetero’.

Llave abierta para la vuelta en Cataluña, mientras que el cruce Chelsea - Bayern Múnich parece sentenciado después del 3-0 bávaro en Londres, con anotaciones de Serge Gnabry (51’ y 54’) y Robert Lewandowski (76’).

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad