miércoles 13 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Roma y PSG celebraron en los octavos de final de la Liga de Campeones

Los octavos de final continúan hoy con los duelos entre Ajax y Real Madrid en el Johan Cruyff Arena, y Tottenham recibiendo al Borussia Dortmund.

El París Saint-Germain tornó su habitual somnolencia en el Viejo Continente en pesadilla y devoró a un Manchester United (0-2) absorto en un favoritismo que nunca existió en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Los parisinos, llevados de la mano del gran planteamiento de Tuchel, que cansó y maniató a los ‘Diablos Rojos’, dieron la estocada en una segunda parte que evidenció la mayor competitividad de quienes vistieron ayer de blanco.

Los goles de Presnel Kimpembe y de Kylian Mbappé dejan la eliminatoria de octavos de final prácticamente decantada, en la que Ole Gunnar Solskjaer, que vio rota su racha de once partidos invicto, necesitará de su primer milagro como entrenador del United para estar en cuartos.

Un minuto de aplausos, en homenaje al fallecido jugador argentino Emiliano Sala, dio paso a una primera parte que le rindió tributo al juego duro y a la especulación clásica de las eliminatorias a doble partido.

Lea también: Empiezan los octavos de final de la Liga de Campeones

El United, casi sin quererlo, se había impuesto el cartel de favorito ante las bajas de Neymar y Edinson Cavani y el PSG, con la urgencia de utilizar a Dani Alves en el extremo izquierdo, partió como la falsa cenicienta.

Solskjaer y Tuchel ubicaron las fichas y estas se encargaron de enzarzarse en una batalla que dejó de ser táctica para convertirse en una guerra de trincheras con poco fútbol, pero el PSG aprovechó la calidad de sus jugadores para marcar la diferencia y para tomar una buena ventaja.

Una llave abierta

El español Adrián López, delantero del Porto, maquilló la derrota de su equipo en campo del Roma (2-1) al anotar un gol a falta de 12’ para el final y siguen con vida de cara a la vuelta.

El Roma, semifinalista el año pasado en ‘Champions’, estuvo por delante 2-0 gracias a un doblete del joven Nicoló Zaniolo, pero Adrián López logró amargar a los romanos.

El gol del delantero español, unido a una buena prestación del meta Iker Casillas, que realizó dos grandes paradas, una de ellas en el último minuto, matizaron una noche difícil para el Porto, que se encomendará al Do Dragao para remontar.

El legendario meta agregó otro récord a su carrera, al convertirse, a sus 37 años, en el primer jugador capaz de disputar 19 rondas de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad