jueves 19 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Un clásico sin efectividad en las áreas

A pesar de la superioridad del Real Madrid, el clásico español se saldó con un empate 0-0 debido a la falta de efectividad del cuadro ‘merengue’, que también tuvo suerte en las pocas llegadas de Barcelona.
Escuchar este artículo

Fútbol de altas y bajas en un clásico que llenó páginas y horas de televisión en las semanas previas, pero que no respondió a las expectativas entre un Barça que genera muchas dudas en su fútbol y un Real Madrid que no es capaz de generar ocasiones, pese al control del juego.

El empate sin goles escenifica lo vivido en el Camp Nou, un punto para cada uno para dejar la clasificación como estaba, con el Barça líder por mejor diferencia de goles.

El espectáculo futbolístico fue de serie B. Pocas veces el Barça se ha visto inferior al Real Madrid últimamente, pero los de Zidane pecaron de falta de gol, porque su fútbol fue de fogueo, sin ocasiones claras.

El Barça jugó a lo que puede, a buscar el desequilibrio delante en alguna acción de alguno de su tridente ofensivo, y el Real Madrid mascó el partido con Fede Valverde y Casemiro como principales referentes.

El Real Madrid jugó a lo que quiso desde el inicio. Con una media más contundente, los de Zinedine Zidane controlaron la situación, presionaron muy arriba, se llevaron prácticamente todos los rebotes frente a un Barça que lo fio todo a la calidad de sus delanteros.

Los blancos tenían más fútbol, ofrecieron un abanico de opciones, dominaban la situación, pero la sensación que daba el partido es que los de Valverde, en cualquier transición, podían sorprender a la contra con la calidad de sus delanteros.

El fútbol era del Madrid, pero todo apuntaba que le falta gol en esta etapa pos-Cristiano. El Barça lo fiaba a Messi. El centro del campo azulgrana estaba huérfano, su defensa muchas veces hundida, lo que permitía a los madridistas situarse una y otra vez en situación de ataque.

Con Rakitic por Busquets en el medio centro, sin conexiones de ataque y con un desdibujado Griezmann, el Barça estuvo muchos minutos a merced del rival.

El Real Madrid tuvo mejores momentos, pero no definió; mientras que el Barcelona se vio superado, pero con sus individualidades pudo ser más certero.

Al final, un empate que sabe a poco y que no es habitual en este tipo de partidos. De hecho, desde 2002, con Louis van Gaal y Vicente del Bosque en los banquillos, no se producía este resultado, que permite que todo siga igual en La Liga.

OPINAN LOS PROTAGONISTAS
Zinedine Zidane, DT de Real Madrid: “Estoy muy contento por la actitud. Hicimos un gran partido, nos ha faltado nuestro gol. Merecíamos un poco más. Esto es fútbol, cuando tienes ocasiones, hay que meterla”.
Ernesto Valverde, DT de Barcelona: “Lo normal es que nosotros también les hagamos sufrir a ellos y que la Liga esté igualada. Lo que no es normal es que les saquemos 17 o 18 puntos de ventaja o que les metamos cinco”.
Sergio Ramos, jugador de Real: “Lo hemos visto en el descanso y se ve bastante claro que son dos penaltis, pero no se puede cambiar nada, el VAR está para ayudar y se puede consultar con dudas. No ha sido así.
Ivan Rakitic, jugador de Barcelona: “Respeto muchísimo a Varane, no hace falta hablar de eso, es un grandísimo jugador. Yo miro por los míos. Hay que empujarse, tirar uno de otro, porque los dos queremos ganar”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad