martes 30 de octubre de 2018 - 12:01 AM

Adiós al más grande futbolista de Santander

Sobre las 12:20 a.m. de ayer falleció Herman Aceros Bueno, quien estuvo internado desde el 8 de octubre en la Unidad de Cuidados Intensivos de la FCV de Bucaramanga, por una afección pulmonar de la que no pudo recuperarse.

“Mi mayor anhelo hoy día, es ver al Atlético Bucaramanga campeón, y mejor sería si yo fuese el técnico”.

Ese fue el máximo deseo de Herman Aceros Bueno, el popular ‘Cuca’ Aceros, quien en la madrugada de ayer partió hacia el cielo para integrarse al equipo celestial, a donde ya habían partido sus compañeros de aquella selección Colombia que fue a la Copa Mundo de Chile 1962, Marino Klinger, Héctor González, Marcos Coll y Delio ‘Maravilla’ Gamboa, entre otros.

Lea también: Esta fue la última entrevista que el 'Cuca' Aceros concedió a Vanguardia Liberal

Aceros, único santandereano que ha jugado un Mundial de Fútbol, se inició en este deporte desde muy pequeño, tenía siete años cuando le picó el ‘bicho’ del fútbol en la polvorienta cancha de Cristo Rey, en el barrio Modelo.

El futbolista

De ahí fue creciendo y formándose como persona y jugador, hasta que llegó al Atlético Bucaramanga, con el que debutó en 1957, bajo las órdenes de Norberto Juan Peluffo.

Debuté a los 17 años en el Atlético Bucaramanga como profesional, gracias a la velocidad y explosión que tenía con el balón en los pies. Contaba con una potencia envidiable en el momento de comenzar a correr y, si mal no estoy, hacía un poco más de 12 segundos en los 100 metros”.

Pero fue la mezcla de agilidad con olfato goleador la que en poco tiempo lo puso a figurar con históricos clubes del fútbol colombiano, además del sufrido ‘Leopardo’. Deportivo Cali, Independiente Medellín, Millonarios, Deportivo Pereira y Real Cartagena fueron los elencos que contaron con el “habilidoso flaco”, como le decía más de un compañero, y el mismo Adolfo Pedernera, técnico que lo llevó por primera vez a una selección Colombia.

Y fue vistiendo la tricolor que hizo parte de una las historias más importantes del fútbol nacional, al marcar el primer tanto del inolvidable 4-4 contra Rusia, en el Mundial de Chile 1962. Felicidad, júbilo inmortal que lo marca y signa como un imborrable futbolista colombiano y el único santandereano en tener el lujo de aparecer en la lista de anotadores en una cita orbital.

Le puede interesar: El último beso

Y eso sucedió el domingo 3 de junio de 1962 en el estadio Carlos Dittborn, en la portuaria Arica ante la selección de la Unión Soviética en el segundo partido de la fase de grupos.

Ese día, el equipo soviético, que tenía como gran figura al legendario arquero Lev Yashin, salió como una tromba y a los 15 minutos del primer tiempo parecía que Colombia se iría goleada luego de tres tantos rusos (Ivanov con doblete y Chislenko).

Pero la fuerza y el corazón colombiano se hizo latente en el 21’ en el que Herman Aceros sorprendió al que había sido catalogado como el mejor arquero de la tierra para 1962 y anotó el que sería el primero de la selección nacional en ese histórico partido que terminó igualado a goles y que fue el mejor resultado de esa selección en esa Copa Mundo.

‘Cuca’, el técnico

Tras retirarse del fútbol activo en 1971 por causa una lesión de ligamentos en su pierna derecha, Aceros se fue a Argentina y se preparó como técnico.

Dirigió al Atlético Bucaramanga entre 1984 y parte de 1986, en donde tuvo a su mando a jugadores como Alfredo ‘El Pirata’ Ferrer, Miguel Oswaldo González y Juan Carlos Díaz, entre otros.

Vea también: El día que 'El Cuca' Aceros revivió su gol en el mundial

También orientó al Tolima y Cúcuta, entre otros en Colombia, mientras que en Venezuela tuvo a cargo al Mineros y Minerven.

Pero ayer el ‘Cuca’ se fue al cielo sin ver cumplido su anhelo más grande, ver como campeón a su amado Atlético Bucaramanga, con el que él fue tercero en 1958 y 1960, y que este año de la mano de santandereanos como él (James Aguirre, Sherman Cárdenas, John Pérez y Michael Rangel, entre otros), lucha por ganar la primera estrella.

El parte médico

“El paciente tenía un deterioro progresivo a causa de una neumonía multilobar. Hernán Aceros se manejo con ventilación mecánica invasiva, presentaba una falla renal y un trastorno de base”, reportó el parte médico emitido desde la FCV.

Además, el centro médico informó que su fallecimiento se originó debido “al avance de su infección, su estado y su edad. No respondió bien al tratamiento”.

Paz en su tumba.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad