domingo 06 de agosto de 2017 - 12:01 AM

Bucaramanga acabó con la mala racha

Con anotaciones del debutante Franco Arizala, Atlético Bucaramanga venció ayer 2-0 a Once Caldas y puso fin a la sequía de victorias.

Un par de modificaciones en la nómina, un nuevo sistema táctico, otra actitud, las atajadas de James Aguirre y la efectividad de Franco Arizala, fueron algunos de los argumentos que presentó el Atlético Bucaramanga para superar ayer 2-0 a Once Caldas en Manizales y cortar con el ayuno de victorias.

Desde el 27 de mayo que el cuadro ‘leopardo’ no ganaba en la Liga Águila. En aquella ocasión doblegó 1-0 a América en Floridablanca y a partir de allí disputó siete cotejos: dos del semestre pasado y cinco del actual, en los cuales no encontró el rumbo.

Pero ayer, y luego de la salida del entrenador Fernando ‘El Pecoso’ Castro, el Atlético, orientado interinamente por Óscar Serrano, mostró su mejor cara de los últimos meses, con un juego muy práctico: seguridad defensiva, tenencia de balón y profundidad.

Se montó en el juego

En el arquero James Aguirre, que salvó tres acciones claras de gol, y en la potencia de Franco Arizala, que además del gol, puso contra las cuerdas a los defensores rivales, Atlético Bucaramanga se montó en el partido en el primer tiempo.

La defensa, que en algunos instantes se desconcentró, lució más sólida, gracias al respaldo de tres volantes de marca. El sistema táctico de 4-3-1-2 dejó ver a un ‘Leopardo’ más equilibrado y con mayor peso ofensivo.

Fue de esta forma que el cuadro ‘amarillo’ le plantó cara a un ‘Blanco - Blanco’ que demostró tener buen manejo de balón, pero que careció de profundidad y efectividad en el frente de ataque.

En el minuto 35, Arizala recibió el balón en el área, prendió la carrera y ante el toque sutil de Gilberto García cayó al piso. El árbitro sancionó el penalti y desde los 12 pasos el delantero anotó el tanto del Atlético.

Fútbol control

Para la segunda parte, Atlético Bucaramanga jugó con la necesidad de Once Caldas, que bajo la dirección de Francisco Maturana no encuentra los buenos resultados.

El elenco ‘amarillo’ se agrupó en defensa, le cerró los espacios de maniobra al rival y contraatacó con transiciones rápidas.

Una vez más, James Aguirre se vistió de ‘superman’, para volar de palo a palo y evitar que el balón inflara la red; mientras que Franco Arizala, en su debut con el equipo, demostró que es un delantero de peso.

El atacante nariñense selló, en el minuto 72, la victoria del club más tradicional de Santander, al conectar un pase preciso de Harlin Suárez, luego de una acción rápida.

El ‘Leopardo’ toma aire y ahora espera continuar por el camino de la victoria con la conducción técnica de Jaime de la Pava, quien en los próximos días asume el cargo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad