domingo 22 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

El Bucaramanga, cada vez más cerca de regresar a la A

Sufriendo más de la cuenta y con los hinchas apoyando con el corazón en la garganta, el Atlético Bucaramanga – Mac Pollo logró su primer gran objetivo del segundo semestre: el título de la Copa Premier II, al derrotar 2 – 1 al Atlético La Sabana, resultado que le da el derecho de pelear el ascenso directo a la máxima categoría  del fútbol colombiano ante Cortuluá.

El equipo ‘leopardo’, sin ser excesivamente superior a su rival, fue mucho más, pero se complicó solo, provocando angustia y desesperación en los cerca de 18 mil espectadores que acudieron ayer al ‘Alfonso López’ a apoyarlo en la recta final del Torneo de la Primera B. Bucaramanga empezó imponiendo condiciones y manejando el balón, ante una Sabana que se plantó en el campo con dos líneas de cuatro a esperar al local y contraatacarlo.

Sin embargo el cuadro ‘leopardo’, de entrada, no le dio muchas opciones a los ‘sabaneros’, que tuvieron que soportar una arremetida del local, que siempre buscó cómo y por dónde hacerle daño, trabajo que realizó con mucha paciencia y tranquilidad.

Fue tanta la paciencia y la tranquilidad utilizada por los jugadores del Bucaramanga, que los hinchas les recriminaban desde la tribuna, porque ellos querían ver ganando a su equipo lo más rápido posible.

'Saque a ese chino; mueva el banco, ponga a Marlon Díaz', eran algunas de las ‘sugerencias’ de los aficionados al técnico Barrios. Incluso no faltó el que le recomendó qué se vistiera de cortos y entrara él a solucionar la ausencia de gol.

Pero esa tranquilidad del equipo dio sus frutos a los 36 minutos y 46 segundos, luego de una jugada colectiva en la que el esférico pasó por las piernas de Ulloque a las de Murillo que centró al segundo palo en donde cabeceó Cassiani y le permitió al más joven de todos, al de 16 años, Briant Caicedo abrir el marcador y poner a ganar al local.

Ahí le volvió el alma al cuerpo a los hinchas, que se desahogaron y gritaron a rabiar el tanto del ‘leopardo’.

Y la alegría fue mayor cuando cinco minutos más tarde, a centro de Ulloque, el argentino Mariano Caporale puso el 2 – 0. Delirio total en la tribuna.


Sufrimiento

Pero todo cambio en la segunda parte, porque esa alegría extrema, se convirtió en angustia y sufri­miento, porque Víctor González, técnico de Atlético La Sabana adelantó las líneas de su equipo, sabía que tenía que ha­cerlo, porque era su única opción.

Además, los jugadores del Atlético Bucaramanga salieron como adormilados a jugar la segunda parte, y le dieron el uso del balón y del campo al rival, al ponerse a esperarlos en su cancha.

Esa situación le permitió a La Sabana anotar el tanto del descuento a los nueve minutos de la complementaria por intermedio de Luis Tobón, quien recibió un magistral pase de Burbano, y definió muy bien ante la pasividad de la zaga local.

Con el marcador más apretado, el técnico de La Sabana hizo ingresar a Jorge Vargas, quien le dio más profundi­dad al juego del cuadro de Sincelejo, y puso a correr más a Tobón y Solis, quienes se convirtieron en constante peligro para la zaga del local.

La Sabana inquietó en varias oportunidades, pero no tuvo fortuna a la hora de definir y en otras ocasiones el arquero Muñoz hizo gala de sus reflejos y mostró jerarquía en la defensa de su portería.

Al final la victoria fue para el Atlético Bucaramanga, lo que generó una alegría desbordante en la hinchada que vio ganar a su equipo y lo ve más cerca de lograr el gran objetivo del año, regresar a la máxima categoría del balompié nacional.

El próximo obstáculo será Cortuluá, ese puede ser el último escalón del cuadro ‘leopardo’ para recobrar la categoría y dejar de lado un largo y tortuoso año en la Primera B.


Lo feo

La actitud de algunos aficionados, que lanzaron botellas a la pista atlética ante la salida de Álvaro Solis de La Sabana, cuando éste se dirigía al camerino luego de ser expulsado. Se les olvida que puede llegar una sanción o en el peor de los casos la perdida de los puntos y del partido ante una demanda del rival.


Lo Bueno

La victoria del Atlético Bucaramanga. Ganar siempre es bueno y más en instancias finales.

La masiva asistencia de público. Por fin la gente acompañó al equipo en un partido de la Primera B, fueron 18 mil espectadores.


Lo Malo

Las dos caras que tuvo el Atlético Bucaramanga ante Atlético La Sabana, una muy serena, tranquil y eficiente en la etapa inicial, y otra en la complementaria, en la que se olvido de jugar.

Las expulsiones de Yeisson Chacón y Diego Peralta, quienes le harán falta al equipo para el primer duelo de la finalísima ante Cortuluá.

 

¿Por qué ganó Bucaramanga? Porque hizo lo necesario para quedarse con la victoria.

Porque no se desesperó para llegar al gol, jugó tranquilamente.

Porque puso un poco más que su rival en la cancha.


¿Por qué perdió La Sabana?

Porque salió a defenderse y a esperar al rival en su terreno.

Porque no tuvo contundencia para aprovechar las pocas opciones que tuvo para anotar


Lo que no se vio ni se oyó

Una verdadera fiesta vivieron los hinchas del Atlético previo al juego de la final de la Copa Premier II. Mucha música y una gran fiesta montaron los directivos del cuadro amarillo para amenizar la cálida tarde. La gente disfrutó como nunca en este año un partido de la B. Desde antes del comienzo del juego, la energía positiva era total en todas las tribunas del principal escenario deportivo de la ‘Ciudad Bonita’, y al final parece que toda esa sinergia dio resultado ante el sufrido pero luchado triunfo búcaro.


Ayer se notó un gran fervor en torno al Atlético Bucaramanga Mac Pollo. Todo el estadio estuvo vestido de amarillo y verde, gracias a que la gran mayoría de los 18 mil espectadores que asistieron al juego, lucieron con orgullo los distintivos del ‘leopardo’. Gorros, bufandas, sombreros, cachuchas, camisetas y claro los infaltables trapos, que cubrieron en su totalidad las mallas que separan las tribunas del campo de juego.


La salida del Bucaramanga Mac Pollo del camerino al terreno de juego se convirtió en una verdadera fiesta. Papel picado, confetis, serpentinas, extintores con los colores del equipo, y muchos aplausos y vítores, le dieron la bienvenida a los jugadores bumangueses.


La final de la Premier II fue la excusa perfecta para que la familia santandereana acudiera en masa al principal escenario deportivo de la capital santandereana.

Niños de todas las edades, abuelos, madres y padres de familia, se tomaron cada rincón del ‘Alfonso López’, con el fin de observar el triunfo de su equipo. Al terminar el juego la alegría era evidente en la gran parcialidad santandereana que por poco llena las gradas por el paso definitivo del Bucaramanga a la gran final del certamen. Nos imaginamos como será la fiesta del próximo sábado ante Cortuluá, en el ‘Alfonso López’ para el partido de vuelta. Desde ya hay que pensar en separar la boletica.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad