lunes 01 de junio de 2009 - 5:35 AM

El controvertido gol que eliminó a Bucaramanga

Un gol controvertido, discutido y llorado por jugadores e hinchas del Atlético Bucaramanga en el minuto 7 de la complementaria fue suficiente para provocar la tercera derrota del club leopardo en semifinales de la Copa Premier ante un combativo Rionegro, y de paso sacarlo de la disputa por un cupo a la primera final de 2009.

Esa misma anotación fue la que generó un gran bache en el encuentro, pues durante 8 minutos se suspendió el juego debibo a la réplica airada de los jugadores amarillos, quienes denunciaban un presunto fuera de lugar del jugador Camilo Mejía, volante que se encargó de romper la línea defensiva local y meter el centro al área que terminó como tanto marcado por Johan Muñoz.

Los defensas búcaros se confiaron de un supuesto banderazo que dio el asistente número uno y que el central no validó apelando a la figura de fuera de lugar pasivo. La jugada es cerrada pero la repetición en televisión salva de responsabilidad, por lo menos, al central, que recibió todo tipo de agresiones verbales y apreció el amague que hicieron los jugadores anfitriones de retirarse del terreno en protesta a la validación del gol.

Luego vino la réplica desde las tribunas pues varios hinchas en la zona sur intentaron ingresar a la cancha, y más de uno en occidente comenzó a lanzar objetos y todo tipo de insultos contra la terna arbitral.

La paciencia y la calma apareció para poner de nuevo a rodar la pelota a un equipo que con un hombre menos se hizo repetitivo y predecible con su fórmula de ataque: el pelotazo y el juego aéreo.

Los minutos trancurrieron y las ganas por empatar ofrecieron unos espacios en defensa que la gente de Rionegro por medio del contragolpe no supo aprovechar.

Cabe señalar los buenos primeros 20 minutos que tuvo el elenco dirigido por Jesús 'Kiko' Barrios. Al menos seis balones pasaron cerca del marco paisa y generaron la emoción de los hinchas. Pero hasta allí llegó el impulso.

Al final el Atlético no pudo superar la adversidad y marchó a su camerino triste, eliminado y con la bronca de que se pudo llegar más lejos.

Los que si no dieron ejemplo fueron algunos hinchas que concluido el espectáculo deportivo la emprendieron a piedra contra la fuerza pública, provocando el caos y pánico cuando se evacuaba el escenario.

Espere un completo análisis y la síntesis del encuentro.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad