miércoles 25 de noviembre de 2020 - 1:25 PM

El día que Maradona jugó en Bucaramanga

El viernes nueve de febrero del año 1979, un joven argentino de 19 años llamado Diego Armando Maradona, volante de Argentinos Juniors, deslumbró a 10 mil espectadores en el estadio Alfonso López de la ciudad de Bucaramanga. Anotó un gol en el empate del equipo visitante frente a la escuadra santandereana.
Escuchar este artículo

La presentación del astro argentino en suelo santandereano se dio en el marco de un compromiso amistoso pactado entre Atlético Bucaramanga y Argentinos Juniors.

Según Carlos Di Marco, en ese entonces gerente de Atlético Bucaramanga, Argentinos Juniors cobró 10,000 dólares por asistir al compromiso. "Todos los gastos corrieron por nuestra cuenta, no nos quedó un peso pero por lo menos vimos a Maradona", recuerda.

El equipo visitante llegó al aeropuerto Palonegro procedente de Cali, donde también habían disputado un partido frente al América. Se hospedaron en el Hotel San Juan de Girón, hoy conocido como el Hotel San Juan Internacional, recinto tradicional que por décadas recibió a los rivales de Atlético Bucaramanga.

"Llegaron al aeropuerto a las 7:00 p.m. más o menos, medio comieron algo en el hotel, y de una se fueron para el estadio. El partido tuvo que aplazarse media hora porque llegaron tarde. Maradona jugó los 90 minutos. Después del partido los invitamos a mi restaurante y al día siguiente se marcharon a disputar otro partido en Bogotá", comenta Carlos Di Marco.

Para el conjunto auriverde jugaron Moreno, Ramírez, Prince, Ramírez, Castro, Frascuelly, Santamaría, Onnis, Agudelo, Premicci, y Vera Lima. Por su parte, dentro del onceno del conjunto visitante se encontraban nombres como Rigantti, Carrizo, Bianchi, Minutti, Pellerano y Maradona.

El primer tiempo concluyó 1-0 con ventaja del Bucaramanga que abrió el marcador por intermedio de Agudelo. Argentinos Juniors igualó en la complementaria con anotación en el cobro de un tiro libre de Maradona.

“El gol de maradona lo esperaba el arquero ‘kike’ moreno en el palo opuesto, pero el ‘10’ argentino lo ubicó en el propio costado del portero”, enmarcó Vanguardia en el resumen de dicho día.

La fanaticada Bumanguesa se deleitó aquel nueve de febrero con ‘sombreros’, ‘rabonas’ y otros lujos futbolísticos del mítico capitán de la selección argentina.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad