jueves 27 de agosto de 2009 - 10:00 AM

‘Embajadores’ de buen fútbol

Con un fútbol alegre y efectivo el Atlético Bucaramanga – Mac Pollo derrotó 3-1 a Millonarios en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Postobón.

'Los problemas están de la raya para afuera', dijo Santiago Silvera al terminar el partido y eso quedó más que demostrado, pues los retrasos en los sueldos no permearon la mente de los jugadores ‘canarios’ y con una actitud ganadora saltaron al gramado del ‘Alfonso López’.   

Mientras el Atlético buscaba retribuirle a los hinchas el acompañamiento con buen fútbol, Millonarios se mostraba un poco displicente y sobrado frente a su rival de la B. Pero la apatía se pagó cara, pues el local estuvo ordenado en todas sus líneas y le ganó el duelo con honor.

En los primeros minutos Marlon Díaz y Santiago Silvera mostraron el ‘hambre’ de gol, mientras que Ciciliano y Sherman eran los más incisivos en el visitante.
Al minuto 25 se rompió el celofán por intermedio del goleador Díaz, quien sigue demostrando que una de sus virtudes es el cabezazo. Ulloque cobró un tiro de esquina y el gironés le ganó en el salto a Mera y a Henríquez, y con colocación derrotó al histórico Óscar Córdoba.

El equipo capitalino reaccionó y empezó a mostrar más profundidad, sin embargo, cuando tuvo la opción más clara en un tiro libre de Rubén Darío Bustos, el arquero Cerón la sacó con una volada que ‘pagó’ la boleta de los cerca de 10 mil seguidores que vibraron con el cotejo.

El dominio amarillo se mantuvo y la velocidad era la principal arma utilizada por la escuadra dirigida por el ‘Kiko’ Barrios. Además, la pelota quieta nuevamente fue fundamental en el esquema ofensivo del grupo.

Al minuto 45 de la primera parte se presentó la segunda ‘pintura’ de la noche. Ulloque, quien estuvo ‘exquisito’ con sus pases’, cobró un tiro libre y Peralta se inventó un ‘taco’ que dejó ‘loco’ a Córdoba.

Para la etapa complementaria el ‘Chiqui’ García ingresó a Edier Tello y Alex Díaz para imprimirle más velocidad al grupo, pero los cambios no gustaron muchos, pues uno de los que salió fue el santandereano Cárdenas, quien contó con la ovación de la hinchada que lo vio formarse en el mundo futbolero.

‘Millos’ mostró ambición, pero recibió un golpe anímico cinco minutos después, cuando Silvera aumentó la ventaja luego de un nuevo pase de Ulloque, quien no dio por perdido un balón y logró centrar para que el espigado volante cabeceara.

El equipo capitalino no encontró el rumbo, le anularon dos goles por fuera de lugar e incluso sufrieron la expulsión del arquero Córdoba (30’ s.t.), quien tuvo que cometer una mano fuera del área para que no aumentara la goleada.   

Y cuando todo parecía liquidado, Carmelo Valencia, quien había desperdiciado un par de opciones claras, sacó un zurdazo para marcar el gol de la honrilla (41’ s.t.).

Por ahora celebra Bucaramanga y tendrá que revalidar lo hecho dentro de ocho días, cuando se juegue la clasificación a la tercera ronda en El Campín. Cabe recordar que el ganador de este duelo enfrentará al ganador de la llave conformada por Atlético La Sabana y Nacional.   

Lo que no se vio ni se oyó

El camerino de Millonarios se vio invadido de periodistas antes del juego frente a Bucaramanga. Los medios radiales, escritos y televisivos de la capital santandereana no querían perder ningún detalle sobre los ilustres visitantes, pues claro con tanto ‘equipito’ que ha visitado la ‘Ciudad Bonita’ durante el tormentoso torneo de la B, no era para menos.

Los niños de las escuelas del Atlético se tomaron de punta a punta la cancha sintética del estadio ‘Alfonso López’ antes del duelo frente a los azules de Bogotá. Igualmente los grandes jugadores de antaño que pasaron por el Bucaramanga, también tuvieron su roce ante el público santandereano.

Gran ambiente de fútbol fue el que se respiró anoche en Bucaramanga. Desde hacía mucho rato la gente no disfrutaba de una antesala cargada de tanta emoción y expectativa por el juego entre bumangueses y capitalinos. Al final unas 10 mil personas llegaron al principal escenario deportivo de la ‘Ciudad Bonita’.

En la tribuna de norte se ubicó un pequeño número de seguidores albiazules. Los hinchas no llevaron ni trapos y mucho menos camisetas distintivas de su divisa. Al final todo fue tranquilo en el juego entre ‘leopardos’ y ‘embajadores’. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad