domingo 01 de noviembre de 2009 - 9:00 AM

En el ambiente ya se respira aroma de final

Pese a jugar un muy pobre partido, Atlético Bucaramanga – Mac Pollo dio ayer un paso firme e importante en su aspiración de acceder a la final de la Primera B, al ganar el clásico metropolitano al Real Santander – Freskaleche – Rayco, al que venció por 1-0.

Luis Cassiani, de cabeza a pase de Cristian González, anotó el tanto del triunfo del cuadro ‘leo­pardo’ a los 44 minutos de la inicial, en una jugada aislada, que nació de quién debe generar el fútbol del Bucaramanga, Éd­gar Ramos, que en un momento de claridad puso un magistral centro de profundidad por derecha. Ese gol, no sólo significó la victoria y los tres puntos para el Bucaramanga, sino que le da al equipo de ‘kiko’ Barrios la primera opción para alcanzar la final de la llamada Copa Premier II.


El partido

Aquí no importa el mal partido que protagonizaron ‘leopardos’ y ‘realistas’, quienes tenían la im­periosa necesidad de ganar. Al final el triunfo fue para el amarillo y verde.

Sin embargo, hay que decir que la presentación de ambos conjuntos fue pobre, por lo que el espectáculo que vieron los cerca de cinco mil aficionados que asistieron al ‘Alfonso López’, fue muy pre­cario.

El balón no pasaba del medio campo y las faltas pululaban por doquier y no había nadie, ni en Real ni en el A-tlético, que se hiciera cargo del balón y proponer. Ulloque y Ramos se asociaron muy poco, por no decir que nada, mientras que Mosquera, Luna y Romero estaban desconectados.

Y fue tan así, que la pri­mera vez que Real Santander se arrimó a los predios defendidos por Muñoz, iban 17 minutos y Atlético Bucaramanga sólo lo vino a hacer 14 minutos después.

Hasta que llegó la jugada del Bucaramanga, que sirvió para abrir el marcador; claro que eso fue a los 44 minutos.


Un poco mejor

Para la complementaria, las cosas cambiaron un poco, porque Real, conocedor de que tenía que buscar por lo menos el empate, trató de hacer más juego colectivo y por momentos inquieto la defensa del Atlético, pero nunca tuvo la solidez o la efectividad de otras tardes.

Por su parte, Bucaramanga, sin regalarse, se dedicó a defenderse, a ha­cerse al balón y manejarlo para asegurar la victoria, dejando como arma el contragolpe.

Con esos argumentos el Atlético logró sumar tres valiosos puntos, que lo tienen muy cerca de alcanzar su primer objetivo, clasificar a la final del Torneo de Ascenso, pero para lograrlo, deberá ganarle el próximo sábado al Unión Magdalena en el ‘Alfonso López’, cotejo en el que se espera que los hinchas acompañen masivamente al equipo y lo apoyen irrestrictamente.


¿Por qué ganó el Atlético?

Porque aprovechó una de las tres oportunidades que tuvo de anotar en el arco contrario.


¿Por qué perdió Real Santander?

Porque su fútbol vistoso y colectivo no apareció nunca y sólo se arrimó dos veces con peligro a predios del rival.


lo bueno

La victoria del Atlético Bucaramanga, porque se puso a un triunfo de acceder a la final.

 

lo malo

La actuación de los dos equipos, que protagonizaron un pobre espectáculo en una instancia definitiva en la que ambos necesitaban ganar.

 

lo feo

El juego fuerte que mostraron los dos equipos, lo cual cortó mucho el partido y no permitió ver y disfrutar de un buen espectáculo.

 

Lo que no se vio ni se oyó

Antes del inicio del clásico, la Policía Metropolitana de Bucaramanga distribuye entre todos los uniformados el famoso refrigerio. Buen detalle y más si se tiene en cuenta la buena labor de seguridad que la fuerza pública realiza en el estadio ‘Alfonso López’.


Cómo ayer fue el día de los ‘brujitos’, que mejor que estar a tono con la celebración. Fueron varios los que llevaron pelucas, máscaras y otros aditamentos relativos al famoso 31 de octubre. En fin, hasta el fútbol da espacio para que en fechas especiales la gente le saque provecho a la fiesta.


Gran apoyo les brindó desde la tribuna sur la ‘Fortaleza Leoparda’ a todos los jugadores del Atlético. Los cantos, el papel picado, los trapos y un apoyo irrestricto fue el común denominador de la principal barra del cuadro bumangués en su crucial juego ante Real Santander. Al final, la alegría por el difícil triunfo ante los albos, hizo que los integrantes de la barra salieran en grupo a festejar por los tres puntos.


No fue buena la asistencia de público al clásico entre albos y amarillos. Cinco mil personas se atrevieron a desafiar la fría tarde bumanguesa, la que paradójicamente al filo de las tres de la tarde era cálida y acompañada con un fuerte sol. Definitivamente el clima está loco.


Al finalizar el primer tiempo, algún sector del público en occidental les lanzó guijarros y alguno que otro ‘madrazo’ a los jugadores del Real Santander. Y eso que el equipo blanco es de la ciudad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad