domingo 22 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Monilia, el ‘coco’ del cacao

Si se vendiera el kilo de cacao a $4.200, la cosecha nacional que en 2008 llegó a 37.600 toneladas valdría $157.920 millones.

Esta ahí, todo perfecto.

Pero resulta que a juicio de la Federación Nacional de Cacaoteros, Fedecacao, hay dos enfermedades, monilia y escoba de bruja, que, literalmente, se están llevando el 35% de una cosecha cada año.

Lo anterior significa que su incidencia, principalmente de la monilia, (la escoba de bruja es más fácil de controlar) no deja que en las economías cacaoteras del país se irriguen $55.272 millones.

Y lo grave es que Santander es el más perjudicado, pues es el dueño del 45% de la producción nacional, lo que significa que esa enfermedad fúngica le saca del bolsillo $24.800 millones a los cacaoteros de San Vicente, El Carmen, Lebrija, Landázuri y Rionegro, los epicentros productores del grano en Santander.

Menos 7 mil

Según José Omar Pinzón Useche, presidente ejecutivo de Fedecacao, con las pérdidas que acarrea esa enfermedad anualmente, perfectamente se podrían sembrar en el país otras 7 mil hectáreas, de las cuales más de 3 mil hectáreas podrían estar en este departamento.

'Es un problema serio, el cual afrontamos dos años atrás en siete departamentos con $6.500 millones donde tuvo una alta participación el Gobierno Nacional; sin embargo, para los próximos años no estamos en ese presupuesto', agregó.

Para el directivo de Fedecacao, con la puesta en marcha de ese programa, la producción nacional en 2008 subió 8.000 toneladas, pues las nuevas siembras aún no han entrado en producción.

'Erradicarla es imposible, pero sí mantenerla a raya, por lo que necesitamos que el Gobierno vuelva a tenernos en cuenta. Es un problema de humedad y sombra, que se puede trabajar con un manejo integrado, pero con alta responsabilidad del campesinado que es el que está a diario en las parcelas', agregó el directivo.

Para el director de Fedecacao, esa es una de las prioridades, pues controlar la monilia es como tener otra media cosecha en el país, sin tener que ampliar la frontera agrícola.

Todos los días

La monilia es similar a afrontar la broca del café, debe ser una labor de todos los días, hasta llevarla a niveles muy bajos y de poca incidencia', agregó.

En promedio, según Pinzón Useche, la producción cacaotera en Santander es de 900 kilos por hectárea (el promedio nacional más alto); sin embargo, la monilia baja el ponderado del país a 450 kilos.



Vea además en la edición impresa

  • Una alternativa

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad