domingo 16 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Real ganó en medio del agua

Minuto 1: Cobro de tiro de esquina por parte de Manuel Estrada desde el costado derecho, el balón surcó los aires y cayó en toda la frente de Daniel Hoyos, para que este de fuerte cabezazo al palo derecho del arquero Montenegro del Depor FC Aguablanca, anotara el primero y único gol de la fría tarde.

Con esa anotación prácticamente de camerino, le bastó al Real Santander Rayco-Freskaleche, para ganar tres puntos vitales en su intención de seguir en la lucha por acceder a los cuadrangulares semifinales. La tarde fue fría de principio a fin y pese al mal clima, el equipo florideño buscó el partido desde temprano.

Con el marcador a su favor Real Santander intentó aumentar la pizarra, pero ni Hoyos, Acevedo, Mosquera y Álvarez, tuvieron tranquilidad para definir.

El visitante tuvo en Bonilla, Mina y González a sus hombres más peligrosos, pero el gran pecado del elenco vallecaucano fue que adoleció de un armador, por lo que Bonilla tuvo que ir en varias oportunidades casi hasta la mitad de la cancha para recuperar el balón y generar peligro sobre el pórtico de Yépez.

El juego no fue brillante, en el mismo imperó el juego fuerte y más las ganas que la técnica, pero el que más hizo por quedarse con la victoria fue el dueño de casa.
Al minuto 40 del primer tiempo el cielo no aguantó más y dejó caer sobre el estadio ‘Álvaro Gómez Hurtado’ un torrencial.

En medio del lodazal

Para la segunda mitad, la cancha se tornó pesada y enfangada, pero el árbitro del cotejo, Freddy Rincón de Norte, permitió continuar la contienda en un acto de irresponsabilidad.

Con un terreno anegado totalmente, en donde era más fácil hacer una exhibición de campercross, los dos equipos lucharon hasta donde pudieron, pues el fútbol desapareció por completo.

Real, con el marcador a su favor controló en cierta medida el juego, mientras que los caleños buscaron incesantemente la portería blanca, a base de pelotazos con la intención de encontrar en una jugada fortuita la cabeza salvadora de Víctor Bonilla y Walter Escobar.

La lluvia arreció con más intensidad en los últimos instantes, tanto que el árbitro detuvo la contienda por más de 12 minutos, pero la insistencia de los jugadores de los dos equipos por continuar el encuentro, hicieron cambiar la decisión final del juez de suspender el compromiso.

En medio de las tinieblas y con un frío intenso, Real Santander por fin se acordó de ganar, y luego de cuatro derrotas consecutivas (dos por Copa Peremier y dos por Copa Colombia), volvió a saborear las mieles del triunfo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad