domingo 21 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Real Santander dejó escapar los puntos y el liderato

Con poco, muy poco, Atlético La Sabana se llevó un punto de oro del estadio ‘Alfonso López’, al empatar 1-1 ante Real Santander Rayco – Freskaleche por la sexta fecha del Torneo Postobón.

Y muy poco porque si bien la visita mejoró en algo sobre el final, a lo largo de los 90 minutos de juego no hizo mayor cosa y en una acción desafortunada para los locales, logró el premio mayor que le permitió encaramarse en el liderato.

Los escasos hinchas que llegaron a las gradas del estadio bumangués salieron disgustados no solo por el injusto resultado, sino por la pésima actuación del cuarteto arbitral, pues en una acción al minuto 18 del segundo tiempo, el irregular árbitro del compromiso hasta ese momento, Cristian Villarraga de Norte, debió salir del terreno de juego por lesión y en su reemplazo ingresó el cuarto juez, Édison Ariza, quién también tuvo una tarde para el olvido.

Real Santander fue más que su rival, creó más opciones de gol que ahogó increíblemente la figura de la tarde, Willers Valencia.

Víctor Múnera, Óscar Álvarez, Diego Herrera y Sergio Romero, exigieron al máximo al ‘pequeñín’ guardavallas visitante.

A los 10 segundos del inicio del segundo tiempo, Diego Herrera aprovechó un balón suelto en plena área sucreña, para rematar con derecha y vencer a Valencia.
Premio más que justo para el local por lo exhibido en el primer tiempo.

La Sabana trató de sacudirse con el ingreso de Henry Solís, pero Real mantuvo el control del esférico y tuvo las mejores oportunidades de aumentar la pizarra.

En el minuto 27, en una descolgada de Solís por izquierda, este centra a ras de piso y el balón pasó por toda las cinco con cincuenta del Real, sin que ningún defensor desviara la pelota, con tan buena suerte que esta cayó en los pies de Wilder Salazar para que de fuerte remate empujara el útil al fondo de la red.

Johan Meza, técnico del Real, envió al terreno de juego a Manuel Estrada y Hámilton Rivas con el fin de buscar la victoria, pero la visita se abroqueló bien atrás y prácticamente fue infranqueable.

En el tiempo de reposición, La Sabana perdió dos hombres por expulsión, Hugo Bolaños por demorarse en salir de la cancha por cambio y José Luis García por recriminar la determinación del central.

En ese lapso de tiempo y más la lesión del árbitro Villarraga, se perdieron al menos entre siete y diez minutos, pero Édison Ariza descaradamente a lo sumo pitó cuatro minutos y dio por finalizado el cotejo.

Los reclamos de los jugadores ‘albos’ no se hicieron esperar, pero ya nada había que hacer.
La Sabana se fue feliz con un resultado impensado, mientras que Real Santander quedó con la amargura de haber desaprovechado la oportunidad de  llegar al tope de la tabla.


Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad