lunes 19 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Real Santander... le perdonó la vida al Bucaramanga

Los aplausos que le entregó la naciente afición a los jugadores del Real Santander – Freskaleche – Rayco y la insatisfacción que mostraron los hinchas leopardos al final del clásico metropolitano de la Primera B, resumen la segunda fecha de los cuadrangulares semifinales en la que los equipos santandereanos repartieron honores al empatar a dos tantos; sin embargo, hay que decir que Real tuvo todo para ganar y para restarle opciones al Bucaramanga en su objetivo de volver a la máxima categoría del Fútbol Profesional Colombiano.  

El Atlético Bucaramanga – Mac Pollo salió como una aplanadora y esa actitud le permitió irse arriba en el marcador desde muy temprano. Al minuto dos Murillo centró desde el costado derecho y el defensor Jaime Sampayo, en una infortunada jugada, cabeceó hacía atrás y el balón se metió en su propio arco. Los jugadores vestidos de amarillos, quienes oficiaban como locales, mantuvieron un ataque constante y siempre inquietaron el arco defendido por Jony Yepes. Marlon Díaz y Cassiani protagonizaron las más claras de los primeros 20 minutos frente a una zaga que se mostraba nerviosa luego de la tempranera anotación búcara.

Pero el equipo dirigido por Johan Meza, quien mantiene su invicto al frente del Real, aguantó toda la ofensiva y fue de menos a más recuperando el fútbol pausado y efectivo que los llevó a la clasificación por primera vez en su historia.

Al minuto 22 se presentó un tiro de esquina a favor del Bucaramanga y el arquero Yepes dominó fácilmente. El portero sacó rápido, Romero cabeceó y el balón quedó en los pies de Aníbal Mosquera, quien definió muy bien ante la salida del cancerbero Muñoz, decretando el empate transitorio.

El equipo ‘albo’ empezó a tocar y a manejar el partido. Las salidas rápidas de Suárez por derecha, la profundidad de Mosquera y la excelente visión de Sergio Luna, quien ayer jugó un gran partido, fueron fundamentales para que el visitante se le ‘montara’ a su rival, que a punta de errores cedió el mediocampo, no obstante con el empate a uno se fueron al descanso.

En el comienzo de la segunda mitad, el Atlético fue más ‘vivo’ y dos minutos después del pitazo inicial mandaron un balonazo al corazón del área rival; el central Arévalo ‘atropelló’ al goleador Marlon Díaz y el árbitro Adrián Vélez decretó pena máxima, luego de haber obviado dos faltas claras en el área.

El penalti fue ejecutado correctamente por Díaz, quien completó doce goles en el torneo y marcha segundo en la tabla de artilleros a dos de Erwin ‘alpinito’ Carrillo, quien paró su cuenta luego de la eliminación de Patriotas.

Pero nuevamente Real dio muestra de paciencia y al minuto nueve Sergio Romero, también de penal, marcó el segundo de su equipo.

Seis minutos después de la anotación de Romero el defensor Peralta le metió la mano a un balón sin riesgo y vio la segunda amarilla, dejando al Bucaramanga con 10 hombres.

Después de la expulsión el partido fue un monólogo del ataque del Real Santander, que superó ampliamente al Bucaramanga en todas sus líneas y tuvo por lo menos cinco opciones claras para liquidar al Bucaramanga y, de paso, para dejarlo con pocas aspiraciones de regresar a la Primera A.

Las llegadas de Alejandro González, quien desperdició dos jugadas completamente solo, más las de Mosquera y Hoyos pusieron a sufrir a los seguidores leopardos, que vieron cómo su equipo se veía superado por el rival de patio.

Con el empate el Atlético dejó de ‘cobrar’ lo que había ganado en Santa Marta y ahora deberá recomponer su caminar el miércoles en Villavicencio ante Centauros, que luego de derrotar 2-0 al Unión Magdalena lidera el Grupo B con cuatro unidades, dos menos que los equipos santandereanos.

Preocupa en las toldas amarillas que Peralta y Amaya, los centrales habituales, no estarán y por lo mostrado ayer la zaga es una de las líneas en la que más se debe trabajar.

Real Santander por su parte recibirá en el ‘Alfonso López’ al ciclón, que con un punto es colero del grupo. El equipo ‘albo’ debe trabajar en definición, pues el orden colectivo y táctico que mostró ayer dejó la grata impresión que hay con qué ser protagonista de primer orden en la fiesta que se avecina.

 

Lo que no se vio ni se oyó

Aparecieron nuevamente las porristas en el campo de juego del ‘Alfonso López’ para alentar al Atlético. Lo raro es que según indicó una fuente cercana cuando en el estadio hay porristas, al Bucaramanga - Mac Pollo no le va muy bien que digamos. Bueno y ayer no fue la excepción, pues el Atlético por poco pierde el clásico ante su ‘hermano menor’. Paradojas de la vida.


Extraño que los medios de comunicación no tengan equidad al informar sobre los equipos. Ayer en el camerino ‘albo’ muy poco movimiento, es más a la salida del Real del camerino al campo de juego, ningún medio lo siguió, caso contrario con el Bucaramanga, televisión, fotógrafos, medios radiales. Claro está que el amarillo es el equipo de tradición y de historia, cosas de la vida.


Si bien es cierto que la gran mayoría de hinchas que había ayer en el estadio eran seguidores del Atlético, la afición por el Real Santander ha crecido considerablemente. En la tribuna de occidental un fuerte grupo de simpatizantes ‘albos’, quienes alentaron al equipo durante todo el juego.


Al finalizar el clásico metropolitano los jugadores del Real Santander salieron molestos por el resultado. Entre ellos se pedían explicaciones por la gran cantidad de jugadas de gol que desperdiciaron a lo largo de los 90 minutos de juego. Y de verdad que el Real Santander le perdonó la vida al dueño de casa, fueron ocho las oportunidades que desperdiciaron. El dolor de cabeza de Romero, González y Mosquera debe ser intenso ante tantas y tantas opciones que no supieron concretar.


Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad