viernes 05 de octubre de 2018 - 12:01 AM

Santander goleó 8-0 a Arauca en el Zonal Nacional Juvenil de fútbol femenino

La selección Santander de fútbol femenino demostró que la casa pesa y ayer debutó en el zonal del Torneo Nacional Juvenil, que empezó en la cancha Marte de Bucaramanga, con una contundente victoria 8-0 sobre Arauca.

“Logramos un buen primer tiempo. Sabemos que Arauca apenas comienza un proceso, pero nosotros estamos con el objetivo claro de primero clasificar y luego llegar fuertes a la gran final nacional”, sostuvo Spencer Alexander Uribe, técnico del equipo santandereano.

Shirley Sánchez (24’) y Eimy Castellanos (35’) abrieron el marcador en el primer tiempo y así se fueron al descanso.

En la segunda mitad Santander mantuvo su ataque frontal y los goles siguieron llegando.

Lea también: Selección Santander femenina está invicta en Estados Unidos

Daniela Castellanos al minuto 49’ aumentó la cuenta; Mayerly Preciado al 53’ siguió y marcó el 4-0 momentáneo. Ya era goleada y Santander quería más.

Daniela Castellanos (58’) conquistó el segundo en su cuenta y el 5-0. Mayerly Preciado al 62’ también llegó a dos en la personal y aumentó la cosecha de goles. El 7-0 llegó tras un autogol de la defensa Danny Trujillo (77’) y finalmente Camila Ballesteros al minuto 86’ cerró la goleada 8-0, con lo cual Santander aseguró sus primeros tres puntos.

Le puede interesar: Selección Santander Femenina comienza la defensa del título nacional

A primera hora, Atlántico venció 3-0 a Bolívar. La segunda jornada se jugará mañana con los partidos Atlántico vs. Arauca y Santander vs. Bolívar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad