sábado 05 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Un empate con sabor a derrota

En el día mundial del Fair – Play, fecha creada por la Fifa para fomentar el juego limpio en los estadios del mundo, el Real Santander Rayco - Freskaleche y el Itagüí empataron a cero goles en un discreto juego en la cancha del estadio ‘Álvaro Gómez Hurtado’ de Floridablanca.

En el plano netamente futbolístico si existiera un castigo para el mal fútbol y el pobre espectáculo, de seguro que este partido entre ‘albos’ y ‘águilas’, sería escogido unánimemente para recibir la funesta mención.

Real no tuvo norte en el desastroso campo de juego del estadio de Floridablanca, ni ideas, ni sorpresa y mucho menos fútbol, mientras que la visita desde el primer minuto, evidencio que venía por un punto como fuera y así fue.

En los primeros 45 minutos solo se rescata una opción de los locales en los pies de Jaime Sampayo, quien por corredor izquierdo entró al área itaguiceña y de fuerte zapatazo hizo volar a Jaime Bran Gómez.

Por su parte el equipo de Carlos Mario Hoyos, pasó inadvertido en la primera mitad, ni Óscar Londoño ni la veteranía de David Montoya, quien ingresó a la cancha a los 15 minutos, inquietaron con peligro el pórtico de Yépez.

Los dueños de casa se quedarían con un hombre menos al minuto 36 ante la ingenua expulsión de Víctor Múnera, al pegar  de manera violenta a Larry Bahamón de Itagüí.

Las cosas siguieron igual


Con la desventaja numérica las cosas parecían que se le iban a complicar a los albos en la segunda parte, pero por fortuna no fue así pues los visitantes siguieron en una actitud defensiva y conformes con la paridad hasta ese momento.

Real siguió intentando de manera atropellada llegar sobre los predios de Bran Gómez, pero el gran pecado del equipo de Johan Meza, fue la falta de sorpresa y contundencia a la hora de vulnerar el arco rival.

Aníbal Mosquera en una gran descolgada por el centro del campo, fue derribado por Sergio Guzmán del Itagüí unos centímetros antes de ingresar al área, por lo que el juez del compromiso, Hervin Otero del Meta, lo expulsó inmediatamente por ser el último hombre.

Con igualdad de condiciones los dos equipos se lanzaron en busca de la victoria, en la visita ingresaron el habilidoso Yesid Mena y Mauricio González, por Bahamón y Londoño respectivamente, mientras que en el local ingresó Manuel Estrada por Freddy Suárez, quien salió lesionado.

Precisamente al minuto 29 del segundo tiempo, Aníbal Mosquera tendría la oportunidad más clara para los locales, pero desafortunadamente no tuvo la serenidad suficiente para definir frente a Bran Gómez.

El empate al final del cotejo es un justo premio para dos equipos que mostraron un fútbol plano, insulso y anodino, pero que en definitiva es más catastrófico para los locales al dejar escapar dos puntos de su propio patio.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad