lunes 10 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Un empate que preocupa

Un fuerte aguacero retrasó ayer el partido en el estadio ‘Alfonso López’, donde Atlético Bucaramanga-McPollo recibió a Patriotas F.C. en juego válido por la séptima fecha del Torneo de Ascenso.

Y la lluvia fue una especie de presagio, pues el Atlético mostró una cara que no gustó y sólo pudo empatar a un gol ante el mejor equipo que ha visitado la capital santandereana en el segundo semestre.

Pese a jugar todo el segundo tiempo con un hombre de más, los dirigidos por Jesús Alberto Barrios Álvarez no fueron capaces de desequilibrar el duelo ante un rival que se paró muy bien, y por momentos dominó al ‘leopardo’.

El ‘mono’ Eduardo Julián Retat se trajo su mejor nómina y de los 16 jugadores que estuvieron en Bucaramanga, trece han jugado como profesionales en equipos de la Primera A. Analizando línea por línea el grupo boyacense era mejor, pero no fue el día para ganar.

Durante los primeros minutos de juego el visitante dominó, y Gamarra y Carrillo literalmente hicieron ‘trizas’ la defensa del Bucaramanga. Al minuto seis el ‘alpinito’ Carrillo aprovechó su velocidad y le hizo una vaselina al portero Johan Cerón, de discreta actuación, para abrir el marcador.

El Atlético se demoró en reaccionar y salvo dos cabezazos desviados de Marlon Díaz, en los primeros 30 minutos no generó mayor fútbol. Sobre el minuto 34 Heber Rentería tumbó a Díaz en el área y el juez decretó pena máxima. El goleador tomó la ‘pecosa’ y con mucha confianza la mandó al fondo del arco protegido por el uruguayo Pablo Tourn.
 
Antes del descanso, Arlet ‘chaca’ Palacios alegó con el central y vio la cartulina roja, la misma que le mostraron al técnico Retat por reclamar.

Para la segunda etapa Bucaramanga mostró una mejor actitud y las jugadas fueron más confeccionadas, sin embargo en el último cuarto de cancha faltó profundidad. Además, la estatura de los que se atrevieron a atacar (Ulloque, Ramos, González, Murillo y Cassiani) no sirvió, pues siempre se encontraron con Vásquez, Rasero, Velásquez, Rentería, y hasta el mismo portero Tourn, quien mide un metro 96 centímetros.   

Las jugadas llegaron, pero no con la claridad y el desenlace que los cerca de dos mil aficionados esperaron. Ahora a pensar en Real Santander el próximo miércoles, pues debe ganar para clasificar a la siguiente ronda de la Copa Postobón. Asimismo se debe empezar a pensar en Itagüí el próximo fin de semana, pues es otro de los rivales directos en el presente torneo de la Primera B.

Por ahora el Bucaramanga permanece en la punta del Nonagonal A, con 16 puntos, uno más de Itagüí, pero todavía con convence ni muestra la jerarquía de un aspirante serio al ascenso. Este empate preocupa.     

Lo que no se vio ni se oyó

Luego del gran aguacero que cayó ayer a eso de las 3:30 p.m. sobre el ‘Alfonso López’, la grama sintética mostró sus bondades.

El sistema de drenaje funcionó perfecto y con semejante ‘chaparron’, la cancha demostró que la inversión si fue una buena idea.
El frío de la tarde de ayer, hizo que el ambiente cálido tan común de la ‘Ciudad Bonita’ cambiará de repente. Las tribunas se llenaron de plásticos, sacos, chaquetas y paraguas y claro el consumo del famoso ‘tintico’ se disparó, bueno no era para menos.

El equipo de Tunja dejó ver en Bucaramanga la experiencia que tiene. Varios de sus jugadores han pasado por la máxima división, tanto así que Rubén Darío ‘El chuzco’ Velásquez, ya tiene encima un título en Colombia y en Copa Libertadores con Once Caldas. Y que decir de Erwin Carrillo, Anuar Guerrero y otros que han dejado plasmada su calidad en todos los estadios del país.

Más de uno se asustó al ver sobre la sintética el relucir de los botines de Erwin Carrillo. El ‘alpinito’ para el juego ante el Atlético, utilizó unos guayos verdes fosforescentes, que sin duda sobresalían  en todos los sectores de la  cancha.

Luego de la expulsión el técnico Eduardo Retat, no quiso hacerse en la tribuna de occidental, quizás con la intención de evitar alguno que otro comentario por parte de los seguidores búcaros, referente a su pasado con el equipo santandereano. Ante tal situación, el samario se hizo solo en la tribuna de norte.

Alegrías y tristezas

Los otros dos equipos santandereanos en el Torneo de Ascenso vivieron situaciones diferentes en la fecha siete. Mientras el Real Santander sufrió una dura derrota 5-1 en el estadio ‘Romelio Martínez’ de Barranquilla; Alianza Petrolera logró la primera victoria del año en este torneo.

Los dirigidos por Carlos Enrique ‘la gambeta’ Estrada tuvieron una buena tarde y le permitieron a la afición celebrar los primeros tres puntos del semestre.
Edwar Estupiñán, al minuto 40 del primer tiempo, y Elio Antolinez, al 16 de la etapa complementaria, fueron los encargados de anotar los goles de la victoria.

Pese al resultado, la ‘máquina amarilla’ permanece en la última casilla del Nonagonal A con tres unidades, dos menos que el campeón Cortuluá, que con cinco puntos es penúltimo. Los dos coleros de este grupo se enfrentarán durante la próxima fecha en territorio vallecaucano. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad