jueves 16 de mayo de 2019 - 12:00 AM

A Fernando Gaviria se le escapó la victoria en la línea de meta

El alemán Pascal Ackermann (Bora) logró su segunda victoria en el Giro de Italia al apuntarse la quinta etapa, después de un grandioso embalaje en el que venció al colombiano Fernando Gaviria (UAE). El esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) conservó la maglia rosa de líder. Hoy serán 233 kilómetros entre Cassino y San Giovanni Rotondo.

El alemán Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe) ya se destaca como el mejor esprinter del Giro al firmar el doblete en la quinta etapa disputada bajo la lluvia entre Frascati y Terracina, de 140 kilómetros, en la que el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) retuvo sin problema la ‘maglia’ rosa de líder, en una jornada que registró la retirada del holandés Tom Dumoulin.

Ackermann, de 25 años, debutante en el Giro, está sobresaliendo ante velocistas de calidad. En esta ocasión, en condiciones complicadas por el asfalto mojado, le ganó la partida al colombiano Fernando Gaviria (UAE) y al francés Arnaud Démare (Groupama), todos con un tiempo de 3h:27’:05’’ pedaleando bajo la lluvia.

El alemán nacido en Kandel logró la quinta victoria de la temporada y reforzó la “maglia ciclamino” de la regularidad, y lo hizo con autoridad, respondiendo al ataque en la recta final de Gaviria, quien también buscaba con interés el doblete.

Tranquilidad en la general después de la convulsión de la víspera. La lluvia y el reglamento aplacaron los ánimos y no hubo cambios. Sigue al frente Roglic con 35 segundos de ventaja sobre el británico Simon Yates (Mitchelton) y 39 respecto al italiano Vincenzo Nibali (Bahrain), segundo y tercero respectivamente.

Después de tres días seguidos con etapas de más de 200 kilómetros tocaba una jornada más asequible, con la única dificultad de la cota de Sezze (4ª), a 60 de meta, para terminar en un circuito de 9 kilómetros, en cuyo primer paso se tomaron los tiempos oficiales por motivo del mal tiempo.

Tras ser despedido el pelotón por el Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, en la zona neutralizada se bajó de la bicicleta Tom Dumoulin. Tiró la toalla el holandés, quien trató de superar sin éxito los dolores de rodilla producidos tras la caída que le hizo perder la víspera más de 4 minutos. Triste despedida de uno de los grandes favoritos, ganador del rosa en 2017. Ahora a pensar en el Tour de Francia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad