domingo 07 de agosto de 2016 - 9:33 AM

La vida de Jossimar Calvo, testimonios de su madre y su novia

Jossimar Calvo Moreno comenzó a escribirse un nuevo capítulo en su historia este sábado. El gimnasta cucuteño que surgió en medio de las dificultades a sus 22 años de edad clasificó a la final de gimnasia artística en Juegos Olímpicos.
Escuchar este artículo

Fue el elegido por los colombianos como el abanderado para la ceremonia de apertura, el viernes en el Estadio Maracaná, pero no pudo llevar el pabellón tricolor porque comenzaba a competir este sábado por la mañana.

El multimedallista colombiano de los Juegos Panamericanos Toronto-2015 llegó a la gimnasia de casualidad, gracias a su admiración por el actor Jean-Claude Van Damme, a quién intentó imitar desde muy pequeño, con cada pirueta que realizaba el belga en sus películas de acción.

Lea también: Alegrías y tristezas para el deporte colombiano en Río

Su mamá, Nora Moreno, recuerda como el pequeño Jossimar se la pasaba saltando y haciendo piruetas siempre que tenía tiempo libre.

“Yo trabajaba como modista en un local de un centro comercial de la ciudad y cuando él (Jossimar) llegaba el vigilante le decía: mire lo que tengo acá, mostrándole monedas, para que se pusiera a hacer volteretas y maromas”, recuerda su mamá, que estará en Río de Janeiro acompañándolo por primera vez en una competencia internacional.

“Va a ser la primera vez que vaya a un campeonato internacional, aunque me voy a hacer lejos porque no quiero molestarlo o desconcentrarlo”, afirma doña Nora, que trabajó durante más de 30 años en modistería y otros oficios domésticos para sacar adelante al que actualmente es el mejor gimnasta en la historia de Colombia.

Lea también: Jossimar Calvo alcanzó histórica clasificación en gimnasia en Olímpicos de Río

Profundo admirador de Jorge Hugo Giraldo, Jossimar siempre esperó su momento detrás del deportista antioqueño para poder brillar.

“Veía a Jorge hacer esas hazañas y quería ser como él, y superarlo. En Guadalajara 2011 tuvimos que enfrentarnos en la final de la general individual, en la que yo me quedé con el oro y él con la plata. Fue emocionante sobrepasar a mi ídolo, en un evento de esa magnitud”, recuerda.

Ese enfrentamiento se repitió meses después en el Preolímpico de 2012, en el que Giraldo superó a Calvo por cinco décimas, y le quitó el cupo a los Olímpicos de Londres 2012.

“Fue una derrota muy dura porque tenía muchas ganas de llegar a unos Juegos Olímpicos, y por segunda ocasión me quedé con las ganas”, recuerda Jossimar, quién en 2010, y aún siendo juvenil, perdió la oportunidad de representar a Colombia en los Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010, al ser superado en el preolímpico por su compañero y amigo Jhonny Muñoz.

El atleta nortesantandereano participa en sus primeras olimpiadas y quizá tenga carrera para ir a otras cuantas, sin embargo, este sábado llega a Río siendo uno de los favoritos en varias pruebas y muchos de sus rivales ya lo observan con cuidado.

“No sé si vaya a ganarse una medalla, pero quedamos satisfechos con que realice todas sus rutinas sin errores y pueda quedar en un buen lugar, dejando en alto el nombre de Colombia”, dijo su mamá antes de viajar a Brasil, en donde seguramente hoy estará haciéndole fuerza para que pueda darle más satisfacciones al país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad