domingo 06 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

A la hora de producir pollo, Brasil no es una gallina

Por donde se le mire, Brasil en avicultura es todo un avestruz.

Es el mayor exportador de carne de pollo, y además, uno de los mayores productores de materias primas, las cuales son la base de la alimentación de esas aves: el maíz y la soya.


De acuerdo con cifras del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de ese país, la producción de granos en la cosecha 2008-2009 se tiene proyectada entre 142 y 144 millones de toneladas.

Siembran cerca de 22 millones de hectáreas de soya, las cuales podrían tener una producción de 61 millones de toneladas.

Y en el caso del maíz, las cifras son igualmente elocuentes. Cosecharán 52 millones de toneladas en un área que supera los 20 millones de hectáreas.

A manera de ejemplo y para dimensionar ese gigante, podemos tomar las importaciones de maíz para la industria avícola nacional, las cuales llegan a los 3 millones de toneladas anuales, es decir, 5.76% de la cosecha carioca.

Y en pollo, tienen una producción aproximada de 11,3 millones de toneladas anuales, lo que les permite colocar casi el 40% en el mercado externo y embolsillarse US$6.900 millones, cifra superior a las exportaciones totales colombianas con  Venezuela en el año 2008.

Quieren producir un millón de toneladas mensuales, cifra que logró la industria nacional por primera vez en un año en 2008.

Muchos factores

Vanderlei Domingues de Matos, médico veterinario, asesor técnico de Perdigao (una de las más grandes avícolas de Brasil) y encargado del 100% del mercado de exportación para los países Árabes, dijo que la fortaleza de su país radica en que cuentan con muchos factores que juegan a su favor.

'Áreas planas disponibles, producción de materia primas (soya y maíz) y productores e inversionistas muy interesados en trabajar en esa actividad agroindustrial.

Y además, es un sector muy ajustado a las leyes del Ministerio de Agricultura del país, que están acordes con las exigencias de las legislaturas de los países exportadores; es decir, protocolos sanitarios milimétricos con Europa, el mercado que atacamos sin cesar, pues estimamos como el más atractivo'.

Domingues de Matos, quién participó en la VI Jornada de Actualización Avícola, organizada por la Federación Nacional de Avicultores, seccional de Santander, dijo que siguen creciendo y evolucionando y así se ven en los registros anuales de exportación, los cuales muestran crecimientos del 5% a pesar de la crisis financiera mundial, que ha resentido sustancialmente el consumo.

'Tenemos una visión muy milimétrica del negocio en lo administrativo, investigación y aplicación genética. Es una visión estratégica con alto profesionalismo, alta capacitación de los técnicos y todo el personal que labora en la empresa. Se busca la excelencia, que es la gran herramienta para competir frente a otras grandes potencias productoras como China y Estados Unidos', agregó.

Brasil gastó 70 años para llegar a ser exportador sólido y una muestra de lo anterior es que Perdigao lleva ese mismo tiempo tratando se consolidarse como verdadera empresa productora.

Reciente se fusionó con Savia, lo que la hace la más grande de ese país a la hora de colocar carne de pollo en Europa.

Datos

Perdigao es un avícola fuerte, pero a su vez, una empresa productora de carne.

Las cifras de esa empresa nos muestran la magnitud de ese sector en Brasil.

Mensualmente llegan a la planta de sacrificio de pollo de Perdigao, 72 millones de pollos, lo que significa que diariamente sacrifican 2.400.000 aves.
Es decir, 100 mil cada hora o 1.666 cada minuto.

Y como si fuera poco, mientras ocurre la matanza de pollos, en el frigorífico de cerdos no descansan.

Según los datos de la empresa, se sacrifican 400 mil cerdos mensuales con pesos de 110 kilos, en una homogeneidad de los animales que es más que sorpresiva.

Lo anterior significa que en la planta de cerdos de Perdigao, diariamente 15 mil cerdos son degollados y convertidos en cortes de carnes especiales o chorizos, pues se procura que el producto tenga un alto valor agregado.

El pollo lo sacrifican de dos tipos; pesado y liviano. Tienen pesos de 1,35 kilos y 2,9 kilos y lo producen de acuerdo al mercado que les exige un producto.
Los exportan enteros o en cortes especiales, en los que predomina la pechuga y las piernas pernil.
Muchos se van enteros.

El galpón

Se podría decir que los galpones donde habitan las aves son un verdadero club, pues tienen el ambiente controlado con el fin de que el confort de los pollos sea una constante, pues las variaciones climáticas y de temperatura influyen notoriamente en la producción.

De acuerdo con el experto brasilero Domingues de Matos, de manera automatizada se controlan vientos, humedad relativa, temperatura y velocidad del viento.
Los pollo pueden durar entre 29 y 45 días, dependiendo del peso que requiera el cliente, pues unos lo desean entre 1.35 kilos y 2,9 kilos.

'Por ejemplo, somos muy rigurosos con la sanidad y la inocuidad, toda una verdadera fortaleza y exigencia de los países compradores',
Respecto a las gallinazas dijo que son fermentadas y compostadas y luego llevadas al campo como abono para las cosechas de maíz y soya
'Jamás las utilizamos como alimento de bovinos, pues las normas sanitarias nos lo prohíben y además, como somos exportadores de carne de bovinos, los compradores internacionales la rechazarían por el problema de vacas locas', agregó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad