martes 06 de abril de 2010 - 12:31 AM

Accidente enlutó la operación retorno

Escenas de mucho dolor y angustia se vivían anoche en el hospital del municipio de San Luis, hasta donde llegaron algunos familiares de los 25 muertos que dejó un accidente de carretera ocurrido en la vereda La Josefina de esta localidad del Oriente y que empañó el retorno de las celebraciones de Semana Santa en Antioquia.



El reporte oficial de las autoridades entregado hacia las 10:00 de la noche indicaba que el número total de víctimas fatales era de 25, veinte de los cuales se encontraban en el hospital de San Luis, mientras los otros fallecieron cuando eran trasladados hacia el hospital de Rionegro.

A ambos centros médicos también llegaron varios heridos algunos de ellos de gravedad y de quienes anoche se desconocía su evolución.

El accidente se presentó cuando la buseta de número interno 143 afiliada a la empresa Transoriente se fue a un abismo de unos 80 metros, dejando el saldo fatal antes mencionado.

Un testigo de los hechos, Edwin Cardona, narró que vio bajar la buseta a mucha velocidad y atrás tres carros particulares anunciando que iba sin frenos. Añadió que cuando la buseta llegó a una curva tomó la explanación de un estadero y cayó al abismo.

Edwin dijo que de inmediato fue con sus amigos a ver lo que sucedía porque oía unos gemidos, pero cuando llegó hasta el bus siniestrado ya todo era silencio. Según él, "porque todos los pasajeros estaban inconscientes o muertos".

Según la información entregada por el comandante de la Policía Antioquia, Jorge Andrés Rodríguez Borbón, quien llegó hasta sitio del percance, varias hechos hacen inexplicable este accidente, pues ocurrió en un sitio donde la vía es muy ancha y además tiene un terraplén de 20 metros antes del abismo, los cuales recorrió el vehículo.

El oficial explicó que, además, el bus tenía todos los documentos en regla para transitar y la revisión técnico mecánica vigente.

Precisó que la investigación de las posibles causas del percance, en el que también falleció el conductor, Óscar Iván Giraldo, será asumida por el director de la Policía de Carreteras, general Rodolfo Palomino.

Incluso, su extrañeza aumentó porque en el sitio de la tragedia la carretera está en impecables condiciones "y por ella transitaron cerca de 400 mil vehículos en estos días santos", acotó el oficial.

También destacó la oportuna intervención de sus hombres, así como las de los organismos de socorro, que en poco tiempo sacaron todos los cadáveres y condujeron los heridos a los hospitales de San Luis y Rionegro.

El bus 143 cubría la ruta Puerto Nare-Medellín y partió de esa localidad del Magdalena Medio hacia las 2:00 de la tarde con 19 pasajeros.

En el corregimiento Doradal, la buseta recogió otros pasajeros que habían jugado un partido de fútbol, entre estos Diego Arango, quien subió acompañado de su esposa Lady Amparo Ramírez Galeano, secretaria de la inspección de San Luis, y sus dos hijos de 4 y 2 años, que resultaron lesionados, mientras que la pareja murió.

En las taquillas de Transoriente, de la Terminal Norte, los familiares de algunas víctimas vivían un drama buscando que la empresa los trasladara al sitio del percance.

Uno de ellos era el padre de Alejandro Maya, un niño de nueve años que perdió la vida en el siniestro. "No hemos tenido una ayuda efectiva de la empresa en este caso tan grave", precisó Juan Camilo Muñoz, allegado a esta familia.

Una angustia igual vivía el suegro de John Fredy López, también fallecido, quien buscaba que lo más pronto posible lo trasladaran al lugar. Pero debido a que Transoriente es una empresa familiar, varios conductores guardaron sus carros y se fueron a acompañar a su allegado muerto, el conductor Óscar Iván Giraldo.

Erika Loaiza, taquillera de la empresa, intentaba tranquilizar los ánimos y al final despachó a varios familiares en un carro que hacía la ruta hacia Puerto Nare, pero sin ingresar al sitio del accidente, pues eso significaría abandono de la ruta.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad