martes 28 de julio de 2009 - 12:13 AM

Activistas hondureños procedentes de Miami piden que Obama reconozca al Gobierno de Micheletti

Más de una decena de activistas hondureños procedentes de Miami pidieron hoy que el presidente de EE.UU., Barack Obama, reconozca al nuevo Gobierno de su país y retire su apoyo al depuesto presidente Manuel Zelaya.

Ondeando banderas de EE.UU. y Honduras, los activistas se manifestaron frente a la Casa Blanca, portando carteles y gritando consignas en contra de Zelaya, a quien acusan de "traición a la patria" y de "violar la Constitución" hondureña.

Los manifestantes, algunos enfundados con trajes típicos de Honduras, gritaban consignas como "Zelaya ya se fue, Zelaya no regresa!", "Libertad!", y "Democracia sí, comunismo no!".

Los activistas de la denominada Alianza Hondureña en Paz y Democracia llegaron desde Miami para enviar "un mensaje verbal" de apoyo a Micheletti, nombrado nuevo presidente de Honduras por el Congreso tras el golpe contra Zelaya el pasado 28 de junio.

"Estamos acá para expresar nuestro apoyo al nuevo Gobierno de nuestro país y para decir que no queremos ni el regreso ni la restitución de Zelaya", dijo a Efe una activista que se identificó como Karen Bush.

"Zelaya violó la Constitución y tenía que dar el ejemplo. Ahora queremos llegar a un acuerdo pacífico, sin sangre, y pedimos que Zelaya recapacite (...) queremos paz, democracia y nuevas elecciones en noviembre" próximo, enfatizó.

Según la activista, el rechazo de los hondureños a Zelaya es tal que "si se apareciera por acá, lo guindarían (colgarían)".

El grupo, continuó Bush, mantiene una campaña de presión a través de cartas al presidente Obama, al Congreso de EE.UU. y a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para que den su apoyo a Micheletti.

La comunidad internacional y las principales organizaciones humanitarias y regionales, entre ellas la Organización de Estados Americanos (OEA), han condenado el golpe contra Zelaya y continúan exigiendo su restitución en el poder.

La deposición de Zelaya fue "un triunfo del Estado de derecho", afirmó Micheletti, en un artículo que publicó hoy en The Wall Street Journal.

Mientras, Zelaya continúa hoy en el municipio nicaragüense de Ocotal, a 25 kilómetros de la frontera con Honduras, organizando lo que él llama una "resistencia pacífica" para internar retornar a su país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad