jueves 08 de enero de 2009 - 4:25 AM

Acusan a tres jóvenes de atacar a afroamericanos tras la victoria de Obama

Tres jóvenes blancos acusados por las autoridades estadounidenses de atacar a varios afroamericanos tras el triunfo de Barack Obama en las elecciones presidenciales se declararon hoy inocentes de los cargos que se les imputan.

Los acusados, que fueron detenidos en la noche del martes al miércoles, son Ralph Nicoletti, de 18 anos, Michael Contreras, de la misma edad, y Brian Carranza, de 21 años, detalló el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

Ante la juez Roanne Mann, del Tribunal federal del Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn, los detenidos se declararon no culpables de los cargos de crimen de odio que se les imputan.

Según la documentación del caso, las autoridades creen que poco después de conocerse que Obama había sido elegido para ser el próximo presidente de Estados Unidos, los tres jóvenes, junto a una cuarta persona, decidieron ir en busca de ciudadanos afroamericanos para atacarlos.

"Resulta sorprendente y triste que las denuncias de violencia racial sigan existiendo hoy en día", dijo el fiscal general en funciones, Grace Chung Becker, en un comunicado.

"El Departamento de Justicia -añadió- se toma muy en serio estas denuncias y la División de Derechos Civiles, en colaboración con las fiscalías de todo el país, seguirá recurriendo a la legislación federal para enjuiciar a las personas que conspiran para cometer esos actos de violencia e intimidación".

De acuerdo con la documentación del caso, Nicoletti presuntamente llevó a los demás acusados a Park Hill, una zona de Staten Island (Nueva York) donde predomina la población afroamericana, y allí se acercaron a un joven de 17 años que volvía a casa después de ver el resultado de las elecciones en casa de un amigo.

Uno de los acusados gritó "Obama" cuando pasaba junto a él, para a continuación salir todos del coche y golpear al sujeto con un tubo metálico y una porra plegable de policía.

El joven, que logró escapar y correr a casa, sufrió lesiones en la cabeza y las piernas, según el relato de los hechos del Departamento de Justicia.

A continuación, el grupo también atacó a otro afroamericano en la zona de Port Richmond, de Staten Island; a un latino, al que preguntaron a quién había votado; y a un hombre que equivocadamente creyeron que era afroamericano y que a causa del ataque estuvo en coma durante un tiempo.

En caso de considerarlos culpables, cada uno de los detenidos se enfrentará a penas de hasta diez años de prisión.

"No será tolerada la violencia y la intimidación con el ánimo de interferir en los derechos constitucionales de todos los ciudadanos, incluido el derecho a voto, que es la piedra angular de la democracia", declaró al respecto el fiscal federal del Distrito Este de Nueva York, Benton Campbell.

El fiscal calificó la conducta de los jóvenes de "odiosa y despreciable".

En el mismo comunicado, el responsable del caso en el FBI, Joseph Demarest, apuntó que, además de los delitos derivados de esas agresiones, el hecho de que tuvieran lugar en la noche electoral hace que fueran también "un ataque contra el proceso democrático y contra toda persona".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad