martes 14 de julio de 2009 - 12:37 AM

Al menos 1.286 detenidos temporales hubo durante toque de queda en Honduras

Al menos 1.286 personas fueron detenidas temporalmente en Honduras durante el toque de queda que el nuevo Gobierno impuso por dos semanas tras el golpe de Estado contra el depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, informó hoy la Policía.

Los detenidos estuvieron recluidos "solo durante la noche y quedaban libres en la mañana" al suspenderse el toque de queda, dijo a Efe el portavoz de la Policía Nacional, Héctor Mejía.

Ninguna de esas 1.286 personas sigue detenida, añadió el portavoz, e indicó que al menos 37 de ellas eran extranjeras, la mayoría centroamericanas, que fueron deportadas ante la falta de documentación para permanecer en Honduras.

Mejía aseguró que durante las dos semanas del toque de queda se redujo en 56 por ciento la incidencia de homicidios, lesionados, actividades del crimen organizado y delincuencia común.

El nuevo Gobierno de Honduras suspendió el toque de queda ayer por considerar que se alcanzaron los objetivos de "devolver la calma a la población" tras la defenestración de Zelaya y "reducir los índices delictivos", según el portavoz presidencial, René Zepeda.

El toque de queda estuvo vigente en los últimos días de las 23.00 a las 4.00 horas locales (de 5.00 a 10.00 GMT), tras haberse reducido gradualmente.

En los primeros días, el toque de queda fue de las 21.00 a las 6.00 horas locales (de 3.00 a 12.00 GMT), y el pasado día 5 se aplicó a partir de las 18.30 hora local (00.30 GMT), inmediatamente después de incidentes entre militares y seguidores de Zelaya que se concentraron en el aeropuerto de Tegucigalpa en espera de su fallido regreso al país, hechos que causaron dos muertos y 10 heridos.

Durante el toque de queda se restringieron, mediante un decreto del Parlamento, las garantías constitucionales de libertad personal, detención e incomunicación por más de 24 horas, libertad de asociación y de reunión, y circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional.

Honduras atraviesa una grave crisis política desde el 28 de junio, cuando los militares sacaron del Gobierno y del país a Zelaya, quien exige su restitución en el poder.

El nuevo presidente, Roberto Micheletti, sostiene que su designación por el Parlamento, tras la defenestración de Zelaya, fue "constitucional", pero su Gobierno no es reconocido por la comunidad internacional.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad