jueves 29 de octubre de 2009 - 6:47 PM

Alemán vive en aeropuerto brasileño a la espera de novia conoció por Internet

Un alemán de 46 años se rehúsa a abandonar el aeropuerto internacional de Viracopos, en la ciudad brasileña de Campinas, en el que vive desde hace quince días, hasta que su novia, a la que conoció por Internet, acepte irse con él, informó hoy la televisión local.



El ex piloto Heinz Muller, quien según las autoridades tiene su documentación en regla, se niega a abandonar la terminal aérea de Campinas, a 100 kilómetros al norte de Sao Paulo, y recibir la asistencia ofrecida.

Muller, que sufre del Mal de Parkinson, tampoco quiere salir de Brasil y retornar a su país, a pesar de encontrarse sin dinero y tener que alimentarse de la caridad de los visitantes del aeropuerto, según el canal Globo.

"Ser famoso no me interesa, quiero estar en una familia y ser feliz", manifestó el alemán, quien dijo que conoció a la brasileña por Internet en marzo y después de intercambiar mensajes decidió viajar a Brasil para conocerla.

La mujer, que según Muller se llama Josiane y vive en Indaiatuba, ciudad vecina de Campinas, lo esperó en el aeropuerto, lo llevó hasta un hotel y después lo abandonó.

Muller afirma que entre agosto de 2006 y abril de 2007 vivió en Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, donde se casó con una brasileña con la que viajó a Alemania y después se separó.

El hombre, cuya historia guarda similitud con la de la película La Terminal, protagonizada por Tom Hanks, duerme en al área pública del aeropuerto y por eso no puede ser forzado a dejar el lugar.

En el ordenador portátil Muller tiene fotos de la mujer por la que vino a Brasil, de una hija de ella y de los dos hijos de él que viven en México y a los que no ve desde hace siete años.

La pensión que Muller recibe del Gobierno alemán no puede ser entregada en Brasil debido a que no posee una cuenta bancaria para su transferencia, explicó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad