sábado 10 de octubre de 2009 - 3:50 AM

Alias ´Javier` confiesa crímenes de lesa humanidad

Juan Manuel Borré Barreto, quien fue conocido como ‘Javier’ en el mundo paramilitar de los Montes de María, confesó hoy en la Unidad de Justicia y Paz de Barranquilla dos episodios donde se evidencia la mano de hierro que aplicaban los escuadrones de las Autodefensas.

El 3 de julio de 1997 varios paramilitares sacaron de su casa en Montería a Arnold Enrique Sánchez Maza, a quien dos agentes de la Sijín de esa ciudad, conocidos como ‘Caballo’ y ‘Sáenz’, señalaron a través de una fotografía como uno de los involucrados en el atentado al hijo mayor de Salvatore Mancuso. Llegaron en una camioneta Cherokee y se lo llevaron de su casa rumbo a la hacienda La Capilla.

'Fue torturado por el mismo Mancuso delante de nosotros. Estaba amarrado de las manos. Yo mismo le eché un balde de agua y Mancuso le ponía unos cables eléctricos', narró ‘Javier’ ante el fiscal 13 de Justicia y Paz Francisco Álvarez.

Un familiar de Arnold Enrique Sánchez Maza preguntó desde San Juan Nepomuceno, donde seguían vía satélite la versión libre, la razón por la cual el cabecilla paramilitar Salvatore Mancuso negó en una ocasión haber torturado a su ser querido. 'Él nos reiteraba a nosotros que no podíamos confesar torturas. Él le teme a esa clase de delitos porque él decía que era un delito grave', le respondió Borré.

Agregó que él dejó con vida a Sánchez Maza en manos de Mancuso. Le dieron la orden de ir a cumplir otra misión en San Juan y partió hacia ese municipio. 'Les pido mil perdones a las víctimas, sé que es irreparable, que no les puedo devolver a su hijo. Pero no lo hacíamos por capricho, yo recibía órdenes y tenía que cumplirlas'.

Matan a dos ‘paras’ y sus acompañantes

El 9 de abril de 1997, José Raúl Martínez Berrío salió de su casa en Sincelejo ante la llamada de Salomón Feris Chadid, alias ‘08’, quien le avisó que debía ir a la finca El Palmar a buscar un dinero que le iban a pagar. ‘08’ le dio 10 mil pesos para tanquear la motocicleta y Martínez partió a ese lugar, ubicado en zona rural de San Onofre. Martínez, quien según ‘Javier’ hacía parte de las Auc, apareció muerto y enterrado en una fosa.

Borré Barreto contó la historia de este crimen. De acuerdo a lo que dijo, él iba en compañía de varios paramilitares entre los que se encontraba una mujer conocida como ‘La Chabe’, quienes iban entrando a la finca El Palmar cuando vieron a Martínez Berrío y a alias ‘Anibal’ en dos motocicletas acompañados por sendas jovencitas como parrilleras, portando 5 millones de pesos que el administrador de la finca les había entregado.

‘La Chabe’, quien desempeñaba el papel de jefe financiera de las Auc, se comunicó con alias ‘08’ y éste negó que los dos estuvieran buscando un dinero a nombre suyo. La misma mujer ordenó ejecutar a Martínez Berrío y a ‘Aníbal’, así como a las dos jovencitas que los acompañaban, para que no quedaran testigos.

Alias ‘Poncho’ y ‘Jairo’ los mataron con fusil por manejar dineros a espaldas de la financiera. Borré contó que tiempo después, molesto por presuntos robos a la ‘organización’ por parte de ‘08’, Mancuso ordenó su asesinato, misión que le fue encomendada a él. 'Me dijeron que le diera plomo hasta en la cédula, llegué a su casa, revisé, pero se había volado', narró.

Las jóvenes asesinadas fueron identificadas como Mabel Esther Gómez Díaz, de 17 años; y Bleidy Rosa Paternina Franco, de 17 años.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad