martes 06 de enero de 2009 - 6:33 PM

Armas ilegales entran a Brasil por al menos 17 ciudades fronterizas

Las armas ilegales ingresan al territorio brasileño por al menos 17 locales en las fronteras con Paraguay, Bolivia, Argentina, Uruguay y Colombia, según un informe de la Policía Federal divulgado hoy por la estatal Agencia Brasil.

La investigación de los agentes federales identificó las 17 ciudades fronterizas de Brasil más utilizadas por los traficantes de armas que abastecen grupos criminales en los diferentes estados del país.

La frontera con más puntos de entrada de armas de contrabando a Brasil es la de Paraguay (ocho lugares), seguida por las de Bolivia (cinco), Uruguay (dos), Argentina (uno) y Colombia (uno).

De acuerdo con la Policía Federal, las ciudades en la frontera con Paraguay más usadas como cruces de tránsito por los traficantes de armas son Foz do Iguaçu, Guaíra, Bela Vista, Ponta Porá, Coronel Sapucaia, Paranhos, Sete Quedas y Mundo Novo.

Según el jefe de la División de Represión al Tráfico Ilícito de Armas de la policía, el comisario Vantuil Cordeiro, la entrada de armas por Paraguay es un problema histórico, debido a que ese país viene siendo usado desde hace años como principal ruta por los contrabandistas.

En la frontera con Bolivia las armas ingresan principalmente por las ciudades de Corumbá, Cáceres, Guajará-Mirim, Brasileia y Plácido de Castro.

En la frontera con Uruguay las armas ingresan principalmente por Quaraí y Santana do Livamento, mientras que en la de Argentina lo hacen por Uruguaina y en la de Colombia por Tabatinga.

Según Cordeiro, el principal desafío enfrentado por la Policía Federal es la gran extensión de la frontera terrestre brasileña, de más de 16.800 kilómetros.

"La entrada de armas no ocurre necesariamente por carreteras pavimentadas. Pueden ingresar al país también por pequeñas carreteras y por carreteras vecinales", aseguró.

De acuerdo con el comisario, ante la imposibilidad física de fiscalizar toda la frontera, la Policía Federal optó por privilegiar el trabajo de inteligencia para reprimir el contrabando de armas, así como las acciones conjuntas con la policía de los países vecinos.

"El trabajo de inteligencia tiene como objetivo identificar los grupos criminales responsables del ingreso de armas. El apoyo de las autoridades de los países vecinos también viene contribuyendo para reducir el tráfico", explicó.

La investigación de la Policía Federal arrojó que, además de los 17 puntos fronterizos, las armas de contrabando también son introducidas al país por los puertos marítimos de Santos, Sepetiba y Paraná, así como por muelles fluviales sobre el Lago de Itaipú, en la frontera con Paraguay.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad