domingo 23 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Aspiración folicular: la multiplicación de las vacas

En la Feria Nacional Cebú de Medellín, una vaca por unos cuantos pesos más, casi vale $800 millones.

Muchos se preguntan ¿cómo puede valer un ejemplar todo ese dinero? ¿Cómo recuperan la inversión?  ¿Por qué ese precio?
Pues bien, esa vaca la compraron ocho inversionistas que nada tenían que ver con el sector ganadero, pero si vieron una oportunidad de negocio.
Si fuese por parto natural ese ejemplar daría máximo 12 hijos en su vida, si es muy longeva.

Pero hay una herramienta de la biotecnología reproductiva que será la revolución de la ganadería pura en Colombia y que se está aplicando de manera seria y concienzuda en la raza brahman del país, ante su alto valor genético y sus oportunidades comerciales.

Se trata de la aspiración folicular, técnica que llevará, literalmente, a la multiplicación de esa especie.

De acuerdo con Jorge Reyes Osma, gerente de Laboratorio Brahmancol, con la aspiración folicular una vaca no solo podrá dar más de un hijo al año, sino mil o 2 mil, si se tienen las vacas receptoras (debidamente programadas) para colocar esos embriones fertilizados In Vitro.

Ahí, se explica el porqué la compra de la vaca en ese precio, pues los inversionistas van por los embriones, los cuales pueden vender en precios que, dependiendo del toro, oscilarían entre $10 y $20 millones.

Según Reyes Osma lo interesante es que la vaca donadora (preferiblemente ejemplares elites) se puede aspirar cada 15 días y extraer entre 10 y 100 oocitos sin fertilizar, o más.

Esa aspiración va hasta el día que muera.

La técnica

¿Y cómo se hace?
Según el profesional Reyes Osma, es una habilidad muy aplicada en los Estados Unidos y Brasil.

Una vaca de manera natural, produce un folículo maduro cada 21 días.
'Por vía ecográfica intravaginal se observa el ovario y con una aguja (herramienta especializada y equipos de tecnología de punta) se punza el ovario y con una bomba de succión se hace la aspiración de los oocitos', agregó el profesional.

Seguidamente, tras mantenerlos en un caldo de cultivo que asemeje su estado natural, se observan en un estereoscopio para clasificarlos y seleccionar solo los considerados como 'grado 1', para luego llevarlos a la incubadora y proceder a fertilizarlos.
'Si se obtiene un buen número de oocitos, se pueden fertilizar con varios toros. Tras la fertilización se esperan 8 días para luego ser transferidos a vacas receptoras, las cuales deben estar previamente sincronizadas para que alojen en su útero el nuevo embrión sin problemas de rechazo', agregó.

Esa tecnología, de acuerdo con el profesional, tiene una viabilidad del 40%, es decir, que si pasan 100 embriones ya fertilizados In Vitro, es factible que se conciban 40 nuevas crías.

La aspiración en Colombia va muy adelantada, en su orden, en Córdoba, Santander y Cesar, zona sur.
'Esto es una revolución', sostiene.

Clonación, a la vuelta de la esquina

Para Aldemar Chávez Rodríguez, médico veterinario y especializado en reproducción de la Central Genética El Madrigal, en Colombia se ha avanzado tanto, que no nos debe sorprender que la clonación y los animales transgénicos comiencen a pastar en las ganaderías de Colombia, y porqué no en Santander.

Para el profesional, los niveles de tecnología aplicados a la ganadería tienen su inicio con la inseminación artificial, la transferencia de embriones convencionales, los embriones congelados, el sexaje del semén, la fertilización In Vitro, la clonación, los animales transgénicos y las células madres  espermatogoniales.

'Vamos en la aspiración folicular para fertilización In Vitro, pero tenga la plena seguridad de que a inicios de 2009 esos embriones In Vitro ya se podrán congelar, y es ahí cuando Colombia puede atender esa demanda genética que se tiene de todos los países de América Latina. Literalmente, podremos tener toda una ganadería en un termo de nitrógeno', agregó.

Chávez Rodríguez sostiene que en materia de biotecnología reproductiva el país ha dado un vuelco grande, al punto que se tendrán 10 centros de transferencia de tecnología operando en el país.

'¿Para dónde vamos? Tenga la plena seguridad de que la clonación es la próxima herramienta que se utilizará, pues ella nos permite replicar, por ejemplo, un toro o una vaca de alta productividad de carne, que en últimas es la esencia que estamos buscando en el ganado brahman', enfatizó.

'Clonar un campeón nacional (vaca o toro) a partir de células que podemos tener en un banco de conservación, nos da la oportunidad de nunca perder ese animal elite', agregó.

Sin embargo, el investigador dijo que no es una labor fácil, ni muchos menos rápida, sino que involucra unos grandes principios éticos, tecnológicos y económicos.

Para Chávez Rodríguez, no es la clonación lo que revolucionará el sector ganadero, sino las células madre  espermatogoniales, tecnología avanzada que permite una nueva posibilidad asistida en reproducción bovina.

 Ya se ha probado en ratones con viabilidad.

'En el laboratorio y recurriendo al In Vitro las células madre espermatogoniales pueden ser transplantadas a los testículos de los machos receptores previamente despojados de sus células madre', agregó.

Lo anterior significa en lenguaje criollo, que un toro común y corriente puede engendrar hijos de un gran reproductor.
Vaya, vaya.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad