miércoles 05 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Aumenta presión interna y externa contra gobierno de facto en Honduras

La presión contra el gobierno de facto hondureño se intensificaba, con el presidente destituido Manuel Zelaya en México, donde fue recibido ayer con honores de jefe de Estado, y la declaración de una segunda huelga de funcionarios en Honduras.

En visita a México, donde el mandatario mexicano Felipe Calderón lo recibió con honores de jefe de Estado dejando claro quién es el presidente de Honduras a ojos de la comunidad internacional, Zelaya aseguró que 'revertir' el golpe de Estado que lo derrocó el 28 de junio es un 'reto y un desafío' para ésta.    

Tras pasar más de una semana en la frontera entre Nicaragua y Honduras, estableciendo lo que denominó 'ejército popular pacífico' para regresar a su país, Zelaya dijo estar dispuesto a firmar la Declaración de San José, el plan propuesto por el presidente costarricense y mediador en la crisis hondureña, Oscar Arias.

'Los puntos del plan Arias son parte de un proceso con el cual nosotros hemos coincidido', dijo Zelaya, destacando en particular la 'amnistía política'.
Felipe Calderón, que preside la secretaría pro témpore del Grupo de Río, también reiteró su apoyo total a las gestiones de Arias ya que constituyen 'una base para alcanzar una solución pacífica' en Honduras. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad