sábado 10 de abril de 2010 - 10:00 AM

Autoridades brasileñas sabían del riesgo en las favelas por las lluvias

Dos estudios de la Universidad Federal Fluminense, UFF, señala que Río de Janeiro había sido alertado sobre el riesgo que corrían los habitantes de la favela Morro do Bumba, pero que las autoridades no tomaron ninguna medida luego de las recomendaciones presentadas.

Según Regina Bienenstein, coordinadora del Núcleo de Estudios y Proyectos Habitacionales y Urbanos de la UFF, 'la situación de riesgo era clara. Parte de los 400 habitantes vivían sobre un ex vertedero de basura. Las autoridades lo sabían'.

Por ahora las autoridades de Río de Janeiro tomaron ayer las primeras medidas para prevenir que se produzca una nueva tragedia fruto de las lluvias, como la que enfrentan en la actualidad y que podría haber dejado 350 muertos, según cálculos del Gobierno regional.

Hasta el momento se han recuperado 195 cadáveres tras las diversas avalanchas ocurridas por el temporal de esta semana y el gobernador regional, Sergio Cabral, constató que los equipos de rescate buscan cerca de 150 desaparecidos en la favela Morro do Bumba, en Niteroi, ciudad vecina a Río de Janeiro.

'Son de 100 a 150 cuerpos, según me dijeron los bomberos. Es una situación estremecedora', dijo Cabral.


Toman medidas

Mientras las excavadoras trabajan día y noche, el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció medidas tajantes para poner punto y final a estas recurrentes avalanchas de tierra que se cobran víctimas mortales en cada época de lluvias.

La Alcaldía publicó un decreto en el que ordenó el desalojo obligatorio de todos los habitantes en áreas consideradas de riesgo, la mayoría de ellas barrios de tugurios levantados de forma irregular en las laderas de cerros escarpados, muy vulnerables a las avalanchas.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad