jueves 08 de abril de 2010 - 4:06 AM

Bebé abandonada conmovió a los piendamoneños

A sólo cinco días de nacida una bebé fue abandonada en un hotel del municipio de Piendamó por su madre. La menor se encuentra a disposición del Icbf.



Rosenda Hurtado nunca imaginó que en un día normal de su trabajo se vería cuidando a una recién nacida abandonada por su madre, después de que ésta ingresara al hotel donde ella trabajaba.

Pero así fue, Hurtado quien desempeña el papel de administradora de la hostería Belmont en el municipio de Piendamó, contó como una joven llegó al hotel buscando hospedaje y luego con una excusa dejó a su pequeña hija en una de las habitaciones.

'Una muchacha llegó con un recién nacido en brazos, dijo que acababa de salir del hospital y escogió una habitación, yo le entregué la cobija y ella se instaló (…), a eso de las tres y media dijo que debía ir a recoger unas maletas, pero nunca volvió', aseguró la administradora.

En el instante en que la joven madre salió del lugar, la bebé comenzó a llorar por lo cual Hurtado tuvo que intervenir haciéndose cargo de la menor.

'Mi hija sospechó de la situación, suponiendo que de pronto la bebé había sido robada, entonces dimos aviso a la Policía', agregó.

La menor fue llevada a la Estación de Policía del municipio y luego remitida al hospital de la localidad donde fue valorada, presentando un estado de salud estable y sin complicación alguna.

Carmen Eugenia Alcué Vásquez comandante de la Estación de Policía de Piendamó, indicó que después de la revisión médica y a través de la Comisaría de Familia la bebé fue entregada al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Del mismo modo, aseguró que no se tiene pista alguna de la joven madre, ni siquiera una descripción que permita dar su paradero.

'El hotel no tiene el registro alguno de la mujer, no tiene nombre, dirección, nada, hecho por el cual el hotel puede ser sancionado ya que todo establecimiento de este tipo esta en la obligación de recopilar los datos', dijo el patrullero José Ángel Gálviz.

La situación que conmovió a todo el personal policial, a los administradores del hotel y a la comunidad piendamoneña en general, se desarrolló en torno a sentimientos encontrado que por una parte demostraban alegría por rescatar a la bebé y poder salvarle la vida, pero al mismo tristeza por la decisión de la joven madre de abandonar a su hija.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad