sábado 31 de enero de 2009 - 10:00 AM

Cadena perpetua a madre que estranguló a su hija

Una madre canadiense fue condenada ayer a cadena perpetua por asesinar a su hija de 12 años, a la que estranguló para mantener su relación con su novio, quien la forzó a elegir entre él o la niña.

Penique Boudreau, de 34 años, se declaró culpable ante un tribunal de la provincia canadiense de Nueva Escocia y fue condenada a prisión de por vida sin posibilidad de obtener la libertad condicional antes de 20 años, indicó un funcionario del tribunal.

Boudreau reconoció haber matado a su hija, Karissa, quien desapareció a finales de 2008 durante una tormenta de nieve en la pequeña ciudad de Bridgewater.

Según el acta de la Fiscalía, citada por medios locales, Boudreau mató a Karissa porque su novio le dio un ultimátum, forzándola a elegir entre él o la hija.

Fingió que desapareció

Dos días después de la desaparición de la niña, su mamá hizo un llamado a la televisión pidiéndole a Karissa que volviera a casa y a la población que la ayudara a encontrarla. Afirmaba entre lágrimas que la pequeña desapareció tras una discusión.

El cuerpo congelado de Karissa fue descubierto dos semanas después en la orilla de un río cerca de Bridgewater.

Boudreau llevó a su hija a una zona deshabitada y la estranguló con una cuerda. Luego abandonó el cuerpo cerca del río, tras quitarle la ropa para hacer creer que sufrió una agresión sexual.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad