viernes 24 de julio de 2009 - 12:58 AM

Cancilleres de Brasil y Argentina afirman que la OEA puede tomar más medidas contra el golpe

Los cancilleres de Brasil, Celso Amorim, y de México, Patricia Espinosa, expresaron hoy su confianza en que la presión internacional ayudará al regreso del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y no descartaron que la OEA adopte otras medidas contra el Gobierno que lo derrocó.

"Lo que pueda hacer la Organización de Estados Americanos (OEA) es importante, y si es necesaria una decisión más explícita para darle cobertura a una acción de todos los miembros, ese puede ser un camino", señaló Amorim, quien insinuó que a la presión política se podrían sumar medidas económicas más duras contra Honduras.

El canciller explicó que Brasil "hizo lo que podía hacer" y que suspendió algunos proyectos de cooperación con Honduras tras el golpe, pero admitió que hay países que "tienen más medios" para una presión económica, entre los que citó a Estados Unidos y a los de la Unión Europea (UE).

Espinosa, por su parte, coincidió en que "en el marco de la OEA aún queda mucho por hacer" para doblegar a quienes derrocaron al Gobierno de Zelaya, pero aclaró que México "no desearía que se ejerzan muchas acciones o medidas de presión (económica) que, en el fondo, pueden perjudicar a la población hondureña".

No obstante, admitió que "se ha visto que, ante la situación, son medidas que algunos países ya están tomando".

Amorim y Espinoza fueron muy claros en que "el único camino" para restablecer la normalidad es el regreso al poder del presidente Zelaya, en el marco de las resoluciones de la OEA, y reiteraron su condena a un golpe que el ministro brasileño calificó de "anacrónico y extemporáneo".

Sobre las intenciones de Zelaya de regresar en los próximos días a Honduras pese a las advertencias del nuevo Gobierno, que preside Roberto Micheletti, evitaron hacer juicios de valor pero expresaron su deseo de que la vuelta del presidente institucional se concrete "en paz y sin ningún tipo de violencia".

Amorim apuntó, sin embargo, que "la comunidad internacional, pase lo que pase, no va a ser blanda con los golpistas si ocurre algo con el presidente Zelaya".

El canciller brasileño también reiteró que "la cuestión es que los golpistas no tienen futuro" y que lo deben "comprender pronto, a fin de evitar una situación mas grave".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad