miércoles 10 de marzo de 2010 - 2:02 AM

Cancillería, extrañada por la renuncia de embajador dominicano

Altamente sorprendido se encuentra el Gobierno colombiano, tras la renuncia a su cargo del Embajador de República Dominicana, Ángel Lockward, quien al parecer tuvo algún tipo de discrepancia con el Jefe de Protocolo de la Cancillería, Julio Riaño.



Aunque aún no se conocen las razones precisas de su dimisión, el diplomático afirmó que se cometió alguna "indelicadeza protocolar" durante la visita del Presidente de su país, Leonel Fernández, el fin de semana pasado, como parte de sus gestiones para normalizar las relaciones con Venezuela.

La extrañeza de los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores no sólo es por la renuncia de Lockward, sino porque "desde el principio él estuvo al tanto de la agenda del mandatario dominicano", afirmaron fuentes diplomáticas.

Según se pudo establecer, desde antes del arribo de Fernández -el viernes pasado- Riaño y demás funcionarios de Cancillería se comunicaron con la Embajada dominicana para establecer conjuntamente una agenda.

"Nunca expresó malestar y desde que renunció no ha dicho el porqué exacto (…) sería bueno que lo hiciera", dijeron a Colprensa personas allegadas al Palacio de San Carlos.

Por ahora Colombia espera conocer los detalles que rodearon la decisión de Lockward, así como entablar una comunicación directa con la Cancillería de ese país.

Teniendo en cuenta que Julio Riaño es Jefe de Protocolo y "no se encarga de temas políticos", las fuentes descartaron un pronunciamiento de parte suya.

Lockward presentó sus cartas credenciales al Presidente de la República, Álvaro Uribe, el 11 de diciembre del 2008, desde cuando trabajó de la mano con el Gobierno nacional, sin inconveniente alguno.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad